Soledad

¡Ven!, ¡ven! estimada soledad, ¿por qué huyes mi llamado? ¿No ves que quiero acompañarte y dar un paseo por el mundo para conversar con tus hermanas en cada lugar? ¡Qué poco te conocen, estimada soledad! […]

Mordiendo sueños

En la árida planicie de mi recuerdo donde el cofre del mismo se vuelve a abrir, el tesoro de antaño hoy ya lo pierdo entre la tristeza de mi existir… La soledad vierte su desencanto […]