La tormenta y la rata

Empezaba la tormenta, y no llevaba paraguas, en la casa lo olvidó también con las botas de agua Empapada la ratita, se metió en un agujero, esperando en tener suerte y no estuviera su dueño. […]