Infancia

Me invita el lucero a llegar más alto cada día. Y desde allí puedo ver las calles de mi infancia. Aquél olor a trigo, a viento de eucaliptos… Esas calles de rústica tierra. Puedo ver […]