Sacrifico de amor

Ana era una mujer encantadora, sus ojos eran dos ventanales hacia el misterio de las emociones. Su cabellera era abundante, larga y negra. Su piel era un poco bronceada. Su rostro siempre estaba decorado con […]