Aquel amigo de mi infancia

Era una tarde más, en la puerta de ese colegio donde ahora depositan nuevos sueños mis pequeños. Al ver salir los chicos de esa escuela, repentinamente creí ver a ésa niña rubia, compañera, amiga de […]

Las dulces hierbas del estío

Las dulces hierbas del estío El calor era el compañero continuo de nuestros juegos. Comenzaban por la mañana temprano y luego de una siesta obligada, terminaban cuando la noche, con su frescura, nos acariciaba tendidos […]

Érase una vez

Érase una vez Érase una vez. Solíamos subir las lomas de aquellos arenales donde descendíamos corriendo contra el viento y la gravedad, todo para ver cómo se elevaban nuestras cometas, porque al mirarlos, mirábamos el […]