Amor embrujado

Rudecinda se cansó. Se aburrió. Se enojó. Se retobó. Me la tuve que traer. Ahora está tranquila. Esperemos que aguante así y nos deje en paz, sin sus brujerías. Un poco de razón tiene, la […]