Don dinero

Había una vez un señor que todos los días se paseaba en una lujosa carroza por las calles de la ciudad, seguido de un gran séquito. Vestía un traje de seda natural,zapatos de cocodrilo y […]