Cuentos infantiles para cada edad

Cuentos infantiles para cada edad

Cuentos infantiles para cada edad

Cuentos infantiles para cada edad. Cuando se piensa en literatura infantil, es importantísimo considerar que se trata de un público lector heterogéneo, pues los niños a esa edad tienen un gran desarrollo, que hace que en pocos años, su forma de acercarse a los libros de cuentos sea muy diferente.

Así, existen cuentos infantiles para cada edad, atendiendo a las características más destacadas de cada etapa del crecimiento infantil.

A los dos años, el aporte visual de los libros de cuentos son importantes. Les caen muy bien las historias sencillas, que recrean las situaciones de su vida cotidiana. Las ilustraciones grandes y amplias que pueda llegar a identificar con el entorno les llaman mucho la atención.

Ya hacia los tres años, el interés de los niños recae en historias o poemas breves que puedan repetir, es cuando comienzan a disfrutar que se les relate una y otra vez su cuento preferido, y en ocasiones también pueden dibujar la historia narrada.

A los cinco años, los cuentos que más les gusta son aquellos que tienen una estructura narrativa bien definida, con historias situadas en tiempo y lugar, y con personajes sencillos con roles bien definidos.

En cuanto a los dibujos, gustan mucho aquellos que son más detallistas y que dan cuenta de la historia narrada. A esta edad, los lectores suele reconocer la escritura de algunas palabras y disfrutan poder hacerlo, les gusta escuchar varias veces el cuento y memorizar algunas partes.

A la edad de siete años, los cuentos deben tener una historia algo más elaborada, acompañada por dibujos y un relato que conserve una clara línea argumental. A esta edad, los niños han desarrollado una imaginación poderosa, y los cuentos pueden estimulárselas aún más. Suelen identificarse con los personajes del libro, tienen un gran sentido de la justicia y esperan un final feliz, es decir que si existen elementos dolorosos, están esperando que al final haya una reparación.

Hacia los nueve años, las ilustraciones pasan a ocupar un lugar secundario en relación a la historia, aunque se las sigue apreciando, en especial el formato de historietas. Los cuentos con capítulos o novelas cortas, también se aprecian a esta edad. Los personajes deben estar bien desarrollados, a esta edad ya se identifican con alguno de ellos que se convierte en héroe.

En esta etapa, algunos niños pueden estar fascinados por la lectura, mientras que en otros no despierta ningún interés.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Para la edad de once años, los niños ya tienen intereses más relacionados a la literatura juvenil, con historias ricas, de personajes sólidos y con situaciones con las que se sienten identificados. A esta edad, a los niños los atrae las novelas cortas con capítulos, el humor, la ciencia ficción, aventura, también el suspenso.

Imprimir Imprimir

Comentarios