El niño y los dulces

El niño y los dulces. Fábulas infantiles. Cuentos y literatura.

Un niño metió su mano en un recipiente lleno de dulces. Y tomó lo más que pudo, pero cuando trató de sacar la mano, el cuello del recipiente no le permitió hacerlo.

Como tampoco quería perder aquellos dulces, lloraba amargamente su desilusión.

Un amigo que estaba cerca le dijo: – Confórmate solamente con la mitad y podrás sacar la mano con los dulces-.

Nunca trates de abarcar más de lo debido, pues te frenarás.


EnCuentos está constituido por un grupo de profesionales y autores independientes que mediante su valioso aporte ayudan a recopilar, en un sólo lugar, literatura y material de todas las épocas, para padres -que en algún momento fueron niños- e hijos que, mediante la lectura, se convertirán en algún momento en mejores padres.

¿Qué se dice de EnCuentos.com?


Mayda Alejandra Villalta

Mayda Alejandra Villalta - "EnCuentos para mí es como una gran familia, además de una plataforma importantísima, donde la literatura Infantil variada es su principal anfitriona..." Ver Más

Viviana Cristina Vélez

Viviana Cristina Vélez - "La satisfacción de ver cada nuevo trabajo publicado para que pueda ser apreciado por los lectores sin edad, en tan prestigiosa página es gratificante..." Ver Más

Olga Lidia Martínez Robaina

Olga Lidia Martínez Robaina - "Descubrí Encuentos y me fascinó. Aprecié el encanto cuando entendí que muy buenas obras coexistían allí. Ávida de conocimientos y de saborear la magia, irrumpí en su mundo..." Ver Más

Testimonio de Liana Castello

Liana Castello - “Un día conocí EnCuentos.com y algo me dijo que tenía que publicar mis cuentos allí. No me equivoqué. Gracias a esta ventana que es EnCuentos.com mi trabajo empezó a ser conocido...” Ver Más

Artículos similares a: El niño y los dulces

Ver más artículos de: Fábulas Infantiles

Comentarios

comentarios

Leer entrada anterior
el lobo y el pastor fabulas infantiles
El lobo y el pastor

Acompañaba un lobo a un rebaño de ovejas pero sin hacerles daño. Al principio el pastor lo observaba y tenía...

Cerrar