Drogas y conducción

Aprendiendo con Conducta Vial: Hoy Drogas y conducción.

En una medida que promete disparar la polémica, la Ciudad anunció que en los próximos meses los agentes de tránsito podrán controlar si los automovilistas consumieron drogas. Así lo reveló el matutino porteño Clarín, donde informan que en principio, se buscará la presencia únicamente de cocaína, marihuana y éxtasis.

Si bien el objetivo sigue siendo prevenir accidentes viales, y se suma a los controles de alcoholemia, lo cierto es que la medida se da a conocer en medio de un debate social y judicial sobre el consumo de drogas y la tenencia personal.

“En los controles se buscará detectar la presencia de drogas (en principio sólo ilegales) a partir de la saliva de los conductores. Hay distintos tests, que van desde chupar una pipeta hasta escupir en un vaso.

Bastante se habla en el último tiempo respecto a los “efectos nocivos” del alcohol y las drogas “legales” a la conducción de automotores. No pasa lo mismo respecto a los “efectos nocivos” a dicha conducción, de las “drogas ilegales”. Muy poco se estudia y menos se difunde. Pero es una realidad cotidiana que muchas personas han adquirido el hábito de consumirlas. Y más allá de la discusión propia de la “adicción” en si misma, resulta fundamental el informar y advertir cuales son los riesgos para conducir bajo efectos de las drogas.

Como síntesis podemos afirmar que las drogas ilegales, como el caso del éxtasis, generalmente son muy adictivas y esto se debe a la tolerancia del organismo a las primeras dosis. El Instituto Universitario de Drogodependencias de España afirma que las drogas de laboratorio producen entre otras cosas, taquicardias, reducción de reflejos, inhibiciones, incremento de la temperatura corporal y riesgo de deshidratación.

Pero además si se está conduciendo un vehículo producen:

° Paranoias persecutorias que hacen aumentar la velocidad;

° Euforia y emotividad que afectan la concentración y atención;

° Agotamiento físico y mental, negativos para una conducción segura;

° Alteraciones perceptivas que producen visión borrosa;

° Depresión, todos síntomas que atentan contra las personas y la seguridad vial.

Conducir cualquier tipo de vehículo bajo los efectos de las drogas es extremadamente peligroso y es una razón más por la que nunca hay que consumir drogas, lo cual de por sí es también extremadamente peligroso aún no estando conduciendo un vehículo. (ejemplo siendo peatón).

 

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fernando Ulloa – www.conductavial.com  

Imprimir Imprimir

Comentarios