Karaí y los guaraníes



Karaí y los garaníes. Escritores Argentinos. Cuentos con moraleja.

Karaí y los guaraníes

Karaí vivía en San Ignacio, una localidad cercana a Candelaria, en la actual provincia de Misiones, que era la capital de la población guaraní ubicada en las tierras del noreste argentino, sur del Brasil y el Paraguay.

Karaí era hijo del cacique de una de las tribus y, por su preparación, cuando se enteró de la llegada de los Jesuitas a la zona, comprendió que las novedades que llevaban esos gringos no iban a ser un verdadero progreso para su pueblo.

Karaí tenía diecisiete años y, según las costumbres de su cultura, se consideraba que estaba preparado para casarse y formar una familia.

La prometida se llamaba Irupé, una bella muchachita de dieciséis con la que compartía muchas tardes en el monte.

Su padre aceptó ir a vivir con su gente a la misión jesuítica de San Ignacio, y él estaba destinado a heredar los privilegios a los que accedió el cacique al aceptar mudarse a la misión.

En realidad no era lo mejor, pero resultaba más conveniente que someterse a la esclavitud de los bandeirantes que, obedeciendo a la política de expansión de los conquistadores portugueses, organizaban cacerías humanas para capturar guaraníes y esclavizarlos.

Sin embargo, al poco tiempo de vivir en la misión, Karaí comprobó que se confirmaba su intuición de que esa salida era apenas un intento de defensa y no un verdadero progreso para su pueblo.

Así fue que comenzó a planear irse con Irupé para establecerse nuevamente en el monte.
Decidió renunciar a los beneficios que ya tenía y a los que iba a adquirir por ser hijo del cacique y, entonces, con su mujer ya embarazada y un puñado de amigos, emprendió el viaje.

La despedida fue muy dolorosa, y el cacique sentía que perdía a su hijo, pues suponía que la vuelta al monte era la muerte segura.
 
Sin embargo, respetaba la decisión y comprendía que su hijo quisiera mantener pura su lengua y sus costumbres, sus dioses y sus sueños, pero sentía como si una lanza se le clavara en el pecho.

Pasaron varias penurias y muchos días, que debieron invertir para internarse en el monte hasta encontrar un lugar apropiado donde residir.

Ya corría el año 1737, y mientras, en la misión, su pueblo iba, paulatinamente, fundiéndose con la lengua y las costumbres españolas, los integrantes del grupo de valientes que acompañó a Karaí conservaban intacta su cultura.

En 1768, los jesuitas debieron abandonar las misiones, y los guaraníes quedaron a merced de los conquistadores para, finalmente, ser asolados por las guerras de frontera de los comienzos del 1800.

Karaí ya era un gran cacique, amado por su  mujer, sus hijos y sus nietos; respetado por su pueblo y venerado por su decisión valiente.

Las generaciones que lo sucedieron comprendieron que es posible alcanzar la felicidad si uno es capaz de mantenerse fiel a las propias raíces y a su propia identidad.

Fin

Hecho el depósito de ley 11.723. Derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial.

Hacemos tu vida más fácil, hablamos de lo que importa. Red Estrategia.


Temas Relacionados

  • Las empanadas más ricas

    Las empanadas más ricas. Escritores Argentinos. Cuentos cortos. Historia de empanadas. Sofía estaba en primer grado y le gustaba mucho ir a...

  • Fundación Huerta Niño

    Tema de la semana: Fundación Huerta Niño FUNDACION HUERTA NIÑO: Argentina es uno de los países fértiles del mundo, un país...

  • Fundacion Añil

    Tema de la semana: FUNDACION AÑIL Las situaciones traumáticas puede marcarnos para toda la vida. Genialmente no es fácil salir de ellas....

  • Bodoquito, la cocinera

    Bodoquito, la cocinera. Niños escritores de Perú. Cuentos de cocineras. Había una vez, una niña llamada Bodoquito que quería cocinar como...

  • Las palabras azules

    Las palabras azules. Escritora de La Rioja, Argentina. Cuentos de la escuela. El único lápiz de color que tenía era azul. Era el...

  • La lente

    La Lente. Escritora de Mar del Plata, Argentina. Reflexiones de la vida. Vemos lo que queremos ver, la vida nos va llevando por caminos...

  • Agua clara

    Agua clara. Escritora de Mar del Plata, Argentina. Reflexiones de la vida. Respeto ¡Qué palabra! Habría que retomar otra época de...

  • María quería un gato

    María quería un gato. Escritora Española. Cuentos de animales.  María le dijo:  - Te cambio mi pez por tu tortuga.  Y Juan...


Artículos similares a: Karaí y los guaraníes
Publique sus cuentos en EnCuentos.com

¿te gusta 'Karaí y los guaraníes'?





Términos Relacionados


, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

Cuentos Infantiles. Recursos educativos. La salud de los niños.

Imprimir Imprimir


espacio de publicidad
Conducta Vial