Cambiando rumbos

Cambiando rumbos. María Florencia Vallée, escritora argentina. Cuento para padres.

Al final de aquel salón, con luces medianamente bajas, espera una mujer. Lleva puesto, lo que ella considera, su mejor vestido. De negro satén, resplandece mientras repica sus delicados dedos sobre el mantel rojo. Un poco nerviosa, un tanto impaciente, siente que parte de su vida cambiaría de alguna forma aquella noche. A pesar de muchos involucrados con distintos pensamientos, decide no ceder a la tentación de seguir un consejo amigo.

Mira rápidamente su entorno: risas en combinación de una torta de cumpleaños que avanza por una esquina, con dirección a una mesa llena de multitud… Y la mujer sigue esperando. Cada minuto, un siglo. La taquicardia va desapareciendo. Después de esto, se da cuenta que sólo quince minutos habían trascurrido desde su llegada.

Finalmente la odisea termina. Un hombre de traje oscuro avanza por el salón con caminar elegante, saluda con un dulce beso a su amada y se sienta junto a ella. “¿Qué celebramos cariño?”, pregunta curioso él.

Enseguida dos copas de champagne son apoyadas en la mesa; el hombre levanta una de ellas en señal de brindis, a la espera de que la mujer haga lo mismo. Al no ver este gesto realizarse, el hombre nota lágrimas en los ojos de ella. “¿Estará pensando lo mismo?” se pregunta la mujer. “¿Hice algo que te decepcionó?” ya nervioso plantea él.

Ella niega con la cabeza y levanta su mirada. Alza una copa de agua, que esperaba su momento junto a las demás y seguido a esto esboza una sonrisa. Finalmente esperanzada, dice “lo logramos cariño, ¡estoy embarazada!”

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios