Un ángel sin alas – Capítulo II

Un ángel sin alas

Un ángel sin alas

Un ángel sin alas – Capítulo II. Liana Castello, escritora argentina. Cuento infantil en capítulos. Ilustraciones de Nuria Jimenez.

Se dio cuenta que caminaba por una ciudad y que había mucha gente. Sin embargo, no todos reparaban en él, sólo los niños lo miraban y le sonreían. Se detuvo frente a una plaza donde una hermosa niña de trenzas rojizas se hamacaba muy fuerte, una y otra vez, cada vez más alto.

La pequeña bajó despacito y se lo quedó mirando, con una sonrisa de agradecimiento. El angelito se acercó aún más y le preguntó si había visto un par de alas.

– ¿Alitas de pollo? – preguntó la niña.

– Alitas de ángel – contestó triste

– Has visto, sin mis alas, no parezco un angelito.

– Esas cosas suelen pasar. Cuando juego con mis hermanos varones, yo tampoco parezco una niña, no te preocupes y dime ¿qué pasó con tus alitas? ¿Las perdiste? ¿Se te cayeron?

El angelito tardó en contestar, se quedó pensando en qué parecería la niña que no parecía niña cuando jugaba con sus hermanos.

– Tal vez te las olvidaste en el colegio – agregó- yo siempre me olvido algo y luego mami me reprende.

– Yo no voy al colegio – contestó confundido el angelito.

– ¿No hay escuela para Ángeles? – preguntó muy intrigada.

– Pues no. Nosotros venimos a la vida sabiendo ya lo que necesitamos saber y qué tenemos que hacer, por eso me extraña no tener alitas, las necesito para volar.

– ¿Probaste aletear con tus brazos? Tal vez te de resultado – propuso la pequeña.

– Pues no creo. No importa, si no las has visto, seguiré buscando – dijo decepcionado, dio las gracias y se marchó.

La pequeña volvió a la hamaca, pero esta vez decidió que tendría más cuidado.

Miró cómo se iba el angelito, mientras se mecía suavemente. Sus largas y rojizas trenzas parecían saludarlo.

Continuará…

Capítulo I

 

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Un ángel sin alas. Capítulo II. Cuentos con moraleja, cuentos cortos con mensajes y valores. Lecturas para niños de primaria. Reflexiones para la familia.

Imprimir Imprimir

Comentarios