Sonriendo feliz

SOLCITO

Cuento infantil sobre el sol sugerido para niños a partir de ocho años.

Era mi primer día de campamento, la carpa estaba a mi espalda y yo me hallaba sentado a la orilla de la playa admirando el ocaso.

Producto de mi infantil inocencia, es que no conseguía explicarme por qué el sol al sumergirse en el fondo del mar, podía resistir tantas horas la respiración, sin ahogarse y la luna mirando tan indiferente.

Esa tarde esperé en vano que el sol que saliera a respirar. Cuando el sueño me venció, papá me tomó en brazos y me llevó al interior de la carpa y junto a mamá me arroparon. Adormilado creí que fueron el sol y la luna quienes se habían preocupado de arrullarme.

Horas después, cuando estaba a punto de clarear, me desperté de pronto, comprobando que todos estaban dormidos, corrí entonces a sentarme en la orilla y murmurando una oración de esas que me enseñaba mamá, rogué para que el sol saliera a respirar y no se ahogara.

La fe y mi oración dieron resultado; el sol no se ahogó, y pude verlo asomar a mi espalda, como me pareció verle sonreír pícaramente, desde ese momento me propuse rezar para así engañarlo todos los días.

De ese modo aprendí que por las noches el sol solo se zambulle para dormir y todos los días vuelve a levantarse muy temprano, así que a cada atardecer acudía a despedirme de él.

En las mañanas lo esperaba en el mismo lugar, haciéndole creer que yo aún no sabía por dónde se levantaría.

Claro que este engaño era en complicidad con mi amiga la luna, ya que ella antes de irse a dormir, alumbraba mi cara para despertarme. Así durante todo el tiempo que duró el verano, me dediqué a engañarlo, consiguiendo que todos los días él, se levantara y pícaramente me mirara sonriendo feliz.

Fin

PRIMER LUGAR. Concurso del de cuentos en el: “Mes del Mar”. Organizado por la Armada de Chile y la Universidad de Tarapacá Arica. Arica Agosto de 2006.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Cuento infantil sobre el sol sugerido para niños a partir de ocho años.

Imprimir Imprimir

Comentarios