¿ Qué querés ser cuando seas grande ?

Qué querés ser cuando seas grande

Qué querés ser cuando seas grande

¿ Qué querés ser cuando seas grande ? Liana Castello, escritora argentina. Un cuento de niños para que lean los grandes.

¿ Qué querés ser cuando seas grande ?

Me preguntan a menudo. Mis abuelos, los tíos, los vecinos, mis maestros y hasta mis padres.

Siempre contesto algo diferente, porque en realidad soy chiquito y no se bien qué quiero ser cuando crezca.

Un día quiero ser dibujante, otro doctor y si me levanto sintiéndome más valiente que otros días, quiero ser policía o bombero.

¿Qué querés ser cuándo seas grande?

Vuelvo a escuchar la misma pregunta y sigo sin saber bien qué quisiera ser.

Yo sí se lo que quiero hacer ahora y poco tiene que ver con lo que hacen los grandes.

Se también quién quiero ser hoy, ni más ni menos que lo que soy, un niño.

La verdad, no pienso mucho en mañana.

Yo me preocupo si llueve, porque se que no podré ir a la plaza, también si en el kiosco ya no venden el chocolate que más me gusta.

Me da miedo que algún monstruo que no existe se invente sólo para asustarme y que el libro que estoy leyendo no tenga un final feliz.

No se si mis problemas son chiquitos como yo, pero son los que me preocupan ahora.

No se qué me preocupará cuando tenga bigotes.

Si me saco una mala nota, me angustio, pero no se si seré científico.

Si ayudo a mi mamá en la cocina y me equivoco, no me gusta, pero tampoco se si seré cocinero.

Juego a la pelota, pero ¿quién sabe si podré ser futbolista?

No entiendo por qué los grandes quieren saber qué seré el día de mañana.

¿Será tan importante saber el futuro?

¿Qué querés ser cuándo seas grande?

A veces tengo ganas de preguntarle yo a los adultos si lo que son hoy es lo que quisieron ser de niños, pero me quedo con las ganas.

Algo me dice que la respuesta será negativa.

No se qué quiero ser cuando sea grande, pero no es que no tenga sueños.

Tengo y muchos.

No se tampoco si mis sueños tienen mi estatura o son grandes, pero son muy importantes, porque son míos.

Y por más que no sepa si el día de mañana seré carpintero o dentista, se bien que cuando sea grande quiero que el sol siga saliendo.

Que me siga gustando el chocolate, que papá y mamá estén cerquita y que algo de lo que soy hoy siga estando en el grande que sea cuando llegue ese día.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios