Paseo Nocturno



Paseo Nocturno. Lucia Belén Córdoba, escritora. Cuento sobre una anécdota familiar.

Paseo Nocturno

Me gusta mi casa de noche y a oscuras, me gusta pasear por ella, descalzo, adivinando los escollos que pueda encontrar. Mi madre me quiere sacar el vicio, que ella me impuso cuando nació Malena mi hermanita, que, ante el primer bullicio, ésta despertaba para no volver a dormir, con el consiguiente cansancio de ella.

Pero ya es tarde… Ahora me gusta pasearme, como ya lo dije, por las distintas habitaciones sorteando obstáculos, en silencio, sin siquiera abrir los ojos para no ver los hilos de luz que se filtran por las ventanas, del alumbrado callejero. Todo no es más que un juego, es verdad, pero una vez dejó de serlo, aun que no alcanzó para quitarme la costumbre. Había dormido la mitad de la noche, cuando desperté con mucha sed, y esta vez usé mis pantuflas con cara de gato para hacer mi rutina, el frío no era broma, a pesar de la calefacción se hacía sentir, el pijama no era suficiente tampoco, por lo que abandoné pronto mi “hobbie”.

Volví a la cama lo más rápido que pude, mi padre acostumbrado a mis paseos nocturnos, me “invitó” con un leve chistido a hacerlo. Malena que ya estaba grandecita, no me oyó volver, ya que dormíamos en distintas habitaciones, ella también se levantó y creyendo que aún estaba caminando por ahí, siguió buscándome por el living, luego a la cocina, de allí al lavadero, donde dormían las dos enormes perras, que guardaban nuestros sueños de ladrones y otras fechorías.

Al poco rato mi madre acaricia su camita para ver si continuaba bien abrigada, y ¡cual fue su sorpresa al no encontrar a la pequeña! El revuelo fue tal, que se levantó todo el barrio porque no hallaban a la criatura, hacían oler la ropita de Malena por una de las perras, la más sabuesa, (la otra ni se había levantado) para que continuara la búsqueda, pero ella insistía en volver una y otra vez a su lugar de dormir… Mi padre muy enojado despotricaba en contra de ella, mientras hablaba con el policía que tomaba cartas en el asunto.

Al poco rato era un hervidero de periodistas y camarógrafos que señalaban donde había sido vista la niña por última vez. Mi madre, va en busca de un abrigo para cubrirse de la nieve que comenzaba a caer, al lavadero, y Murcia, la perra le gruñe como pidiendo silencio. Toma el abrigo, y le dice: sólo a ti se te ocurre tener a tus cachorros esta noche, ni pienses en ayuda! Tu debieras estar ayudando a buscar a Male, le dijo entre sollozos.

Fue allí donde Murcia se corrió un poquito y le mostró que entre sus patas y su cuerpo no había nuevos cachorros, sino ¡estaba Malena!…

Fin

Hacemos tu vida más fácil, hablamos de lo que importa. Red Estrategia.


Temas Relacionados

  • La rana que quería ser princesa

    La rana que quería ser princesa. Juan Carlos López, escritor venezolano. Cuento infantil sobre el amor. Desde hace tiempo, una rana...

  • Miguelín y las Hadas

    Miguelín y las hadas. Dolores Espinosa, escritora española. Cuento sobre hadas. Con un cazamariposas y una pequeña caja de cartón,...

  • Alexander y sus dientes

    Alexander y sus dientes. Alan Sepúlveda. Animaciones Pipo, Chile. Cuento sobre la higiene de los dientes. Hace mucho tiempo en un pueblito...

  • La sillita pequeñita

    La sillita pequeñita. Natalia Valcárcel Esparza. Niña escritora de Perú. Cuento sobre una silla pequeña. Había una vez una sillita...

  • La Bruja Escaldrufa

    La Bruja Escaldrufa. Pequeños escritores de cuentos de México. Cuentos de brujas. —Mamá, ¿es cierto que las brujas son malas? —No...

  • Las Flores de la Primavera

    Las Flores de la Primavera. Pequeños escritores de cuentos de México.  _Me dijo una serpiente: Traele manzanas a los caballos,tendrás...

  • Las Aventuras de papá oso y Ramiro, su osito bebé

    Las Aventuras de papá oso y Ramiro, su osito bebé. El misterioso misterio del grito que se cayó por la ventana. Esa tarde, de calor...

  • Las aventuras de la princesa aburrida

    Las aventuras de la Princesa Aburrida. Alejandra Melnik. Cuento infantil. Ustedes ya conocen a la Princesa Guadalupe, la conocida, súper...


Artículos similares a: Paseo Nocturno
Publique sus cuentos en EnCuentos.com

¿te gusta 'Paseo Nocturno'?





Términos Relacionados


, , , , , , .

Cuentos Infantiles. Recursos educativos. La salud de los niños.

Imprimir Imprimir


espacio de publicidad
Conducta Vial