Las sombras de mi cuarto

Cuentos sobre los miedos

Las sombras de mi cuarto es uno de los curiosos cuentos sobre los miedos escrito por Julieta Gordillo Estrada, sugerido para niños a partir de ocho años.

Las luces ya estaban apagadas, había pasado aproximadamente una hora desde que mamá me dio el beso de buenas noches—y a pesar de ello—seguía despierto.
No lo estaría, si no fuese por esa horrible silueta que se dibujaba debajo de mi ventana.

Han sido numerosas las veces en las que me han dicho que no debo temerle a las sombras de mi cuarto, pero, ¿Cómo no hacerlo si emergen de la oscuridad tan descaradamente a mitad de la noche con formas tan horribles y espantosas?

Si yo pudiese, me alejaría de la zona de peligro lo más pronto posible, sin embargo, les había hecho una promesa a mis padres, y no podía romperla si es que les quería probar que podía dormir solo por una noche, además, no era algo que quería demostrarles solamente a ellos, sino también a mí.

Teniendo en claro cuál era mi reto, me armé de valor y de un brinco salí de la cama, dando pequeños saltitos para poder llegar a mi destino de una forma rápida y estratégica. Y en un abrir y cerrar de ojos, me hallé a mí mismo inmóvil frente a la bestia.

Respiré profundamente y di un paso titubeante, acercándome cada vez más a esa terrible criatura, cuando de repente, escuché un gruñido proveniente de ella. Mi corazón latía cada vez más rápido, los segundos parecían minutos, y los minutos horas. Cuando por fin decidí que mi mano se aventurara por las sombras, sentí una lengua larga y pegajosa acariciar mis dedos. Me sobresalté, y corrí lo más rápido que pude hacia mi cama. Pero el miedo seguía apoderándose de mí, “¿Qué clase de monstruo se ha apoderado de mi cuarto?” me pregunté a mí mismo.

Nuevamente me acerqué a la silueta—Esta vez más por curiosidad que por astucia—y me arriesgué a tomar por sorpresa al ente que se encontraba a unos cuantos metros de mí, me abalancé y me colgué de su espalda, que era muy pequeña, tan pequeña como una almohada —O al menos más de lo que yo esperaba—y peluda, tan peluda como mi cabeza—o al menos más de lo que yo esperaba—y encendí la luz.

En ese momento dejé de tenerle miedo a las sombras de mi cuarto, pues me di cuenta que sólo era Stinky, mi cachorro, que cabe mencionar que es mucho más asustadizo que yo.

Fin

Cuento sugerido para niños a partir de ocho años

Las sombras de mi cuarto es uno de los curiosos cuentos sobre los miedos escrito por Julieta Gordillo Estrada, sugerido para niños a partir de ocho años.

Imprimir Imprimir





Comentarios