La tía Matilde

Cuentos infantiles sobre el amor

La tía Matilde es uno de los más bellos cuentos infantiles sobre el amor escrito por Liana Castello, sugerido para niños a partir de ocho años.

Mi mamá dice que la tía Matilde tiene “pajaritos en la cabeza”. Nunca entendí muy bien qué significa eso.

Yo la imagino con un pajarito paradito arriba de su cabello azulado y la imagen me hace reír. ¿Por qué mamá piensa eso de la tía? Un día se le pregunté y mamá me respondió:

-Vive de recuerdos, de esas novelas de amor que lee constantemente, pareciera que no vive en un mundo real. Siempre con esas novelas que lo único que hacen es llenarle la cabeza de ideas poco reales. Te repito, tu tía tiene pajaritos en la cabeza.

No terminé de entender qué tenía que ver que mi tía leyera historias de amor con los pajaritos, pero me propuse entenderlo y para eso tenía que pensar en la tía.

La tía Matilde vivía sola, había tenido un gran amor en su juventud pero, no sé por qué, no se habían podido casar. Eso me lo contaron porque yo no había nacido, pero lo cierto es que, desde que la conozco, está sola.

Pareciera, ahora que pienso, que un poco en el tiempo se quedó. Su vestimenta no es moderna, tampoco la forma en que se maquilla. Casi no mira televisión pues las novelas de amor que lee y que supuestamente llenan de pajaritos su cabeza, ocupan todo su tiempo.

No sabe mucho de actualidad, ni los precios de los alimentos, tampoco qué equipo sale campeón, pero siempre tiene lindos pensamientos acerca de todos y eso es lo que yo más valoro.

Se ve que tanto amor que ve hay en esas novelas que lee, le hace pensar diferente. Mi tía piensa que hay más buenos que malos, más gente que se quiere, que gente que se odie. Piensa que si alguien obró mal, seguro fue por error. Siempre cree que alguien encontrará su famosa “alma gemela”, que quienes se pelean, terminarán amigándose.

Es verdad, la tía Matilde es especial. Ella ve a todos los hombres como príncipes azules, hasta a Rubén el verdulero y eso es mucho decir.

No tengo nada en contra de Rubén, pero lo cierto es que es calvo, malhumorado, lleva un lápiz en la oreja y atiende en camiseta y delantal. Sin dudas dista mucho de parecer un príncipe azul pero ella lo ve así y piensa que día a día, entre melones y batatas, conquista el amor de María, la florista de la esquina.

La tía piensa que a cada quien le llegará el amor, incluso a ella aunque ya está mayorcita.

Y entonces me pongo a pensar: Si todas esas historias de amor que mi tía lee una y otra vez, llenan su cabeza y sobre todo su corazón de pensamientos positivos y amorosos ¿Cuál es el problema? Peor sería que se la pasara leyendo historias de terror y en todos viera a un monstruo o historias policiales y a cada quien viese como un delincuente o a un enemigo.

Después de mucho pensar, me doy cuenta que es una lástima que los pajaritos de mi tía no vuelen sobre las cabezas de todos y nos hagan seres mejores y más felices.

Ahora, cuando la imagino con un pajarito sobre su cabello azulado ya no me río, siento un gran orgullo y mucha ternura.

Fin

ILUSTRACION DE YOYA LASO

Contacto: yoyalaso@yahoo.com

Cuento sugerido para niños a partir de ocho años

La tía Matilde es uno de los más bellos cuentos infantiles sobre el amor escrito por Liana Castello, sugerido para niños a partir de ocho años.

Imprimir Imprimir





Comentarios