La estrella que se reía de sí misma. Cuentos de estrellas

estrellita animada

La estrella que se reía de sí misma es un cuento para toda la familia de la colección cuentos de estrellas de la escritora Viviana Velez sugerido para niños a partir de ocho años.

Cierto día una estrella que brillaba intensamente en el cielo azul de una ciudad cualquiera, se descubrió en el reflejo del mar…

Cada noche como perfecta rutina, se contemplaba en el mar y orgullosa improvisaba muecas diferentes con su cara…-¡Jajajaja!…ahora ¡cara de enojada!…qué divertido!.. jejeje!…carita de asombro!….jijiji! ojitos chinos!…jojojo! cara de osoooo! Jujuju!…cara de susto!…y asì cada noche creaba juegos y muchas risas con su reflejo en el gran mar…

Tanto se divertía y sus risas se dispersaban en el silencio de la noche…que al reir, destellos luminosos salìan de sí y tanto resplandor continuo despertó la curiosidad de las demás estrellitas del lugar. Comenzaron a observarla con muchísima atención…

Decían:-¿qué hace que despliega tanta alegría? ¿Cómo puede reír tanto estando sola? …

Todas pensaban y murmuraban… ¿qué será que la divierte tanto…qué le provoca emoción y alegría? Sin embargo ninguna de las estrellas se atrevía a preguntarle. Sólo la miraban…e inevitablemente se contagiaban de sus risas, comenzaron a imitarla y disfrutaban la alegría…sonaban risas como ecos sin fin…

Fue así como cada noche en aquella ciudad cualquiera, con el mar de testigo; los peces también afectados por tantas risas y alegría desbordante…comenzaron a saltar para curiosear que sucedía allá arriba…en el cielo. Preguntaban:-¿de dónde vienen tantas risas? ¿Qué está pasando…? ¿Esta música es tarantella?…escuchen… Y sí efectivamente las risas eran tan armoniosas que sonaba a tarantella.

Jajajaja!-jejejeje!-jijijiji!-jojojojo!-jujujujuuuuu! Y así…causaba mucha emoción…alegría y ganas de danzar!…los peces, las estrellas de mar, los pulpos, las caracolas, y todos los seres que tenían vida, eran invadidos por esta melodía mágica de felicidad; saltaban y se balanceaban al ritmo musical…el impulso era tan fuerte que no tenía límites hasta el amanecer…Las noches habían cambiado en esa ciudad cualquiera…ya no eran las mismas.

La tarantella celestial de una estrella única y ocurrente transforma a cualquiera que visita esa ciudad. Tan sólo basta escuchar… que el cuerpo solito comienza ¡a danzar!…

Fin

Viviana Cristina Vélez © todos los derechos reservados

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

La estrella que se reía de sí misma es un cuento para toda la familia de la colección cuentos de estrellas de la escritora Viviana Velez sugerido para niños a partir de ocho años.

Imprimir Imprimir

Comentarios