Erase un gusanito

Cuentos de gusanos y mariposas

Erase un gusanito es uno de los Cuentos de gusanos y mariposas escrito por Morena Montes, sugerido para niños a partir de siete años.

Nació de un pequeñísimo huevo, prendida en su envoltorio entre las arrugas de una hoja despertó. Parecía una momia envuelta en ese pegamento que no la dejaba mover, miró a su alrededor y vio que de la misma hoja colgaban otros envoltorios como el suyo pero no se movía, era la primera larva que despertaba a la vida.

Empezó a moverse a ver si podía liberarse de ese incomodo envoltorio, onduló su cuerpo con fuerza pero no lo consiguió

-Hola ¿hay alguien por ahí que me ayude?

Nadie contestó, volvió a intentarlo, usó toda sus fuerza fue en vano. Cansada se quedó dormida.

Se despertó sobresaltada le faltaba el aire, desesperada miró buscando una salida, vio un pequeñísimo agujerito, se movió quedó sorprendida al darse cuenta que se podía deslizar con facilidad.

Metió la cabeza por el agujero, onduló el cuerpo, el envoltorio se rompió, respiró hondamente mientras miraba asustada la distancia que lo separaba del suelo.

Empezó a deslizarse por la hoja y como tenía hambre, le sacó un delicioso bocado. Así fue pasando de hoja en hoja, sacando deliciosos pedazos.

A medida que iba comiendo, su cuerpo iba cambiando deslizándose con más rapidez, ya no era una larva, se había convertido en gordo gusanito.

En su pancita le había salido una especie de patitas con las cuales se agarraba para no caerse.

El gusanito miraba muy atento lo que pasaba allá, abajo veía mucho movimiento.
La curiosidad lo llevó a bajar del árbol con gran habilidad, bajó sin problema, ya en el suelo miraba para todos lados, asustado de los enormes pies que pasaban y casi los pisan.
Desorientado se arrastró hasta una planta de hojas bien ancha y se quedó quietito.

-¡Hola gusanito! ¿Es tu primer paseo? le pregunta un caracol

-Si- responde el gusanito asustado

-No tengas miedo yo te llevaré a conocer el jardín-Así el gusanito recorrió el espacio donde vivía el caracol. Comieron diferentes hojas, algunas de sabor amargo que al gusanito no le agradaron.
Llegó la noche, el caracol lo acompañó a su árbol y se metió en su casita

-Hasta mañana gusanito.

-Hasta mañana-contesta el gusanito y empieza a trepar pero se resbalaba y volvía al suelo. Lo intentó una y otra vez, hasta que se cansó, se acurrucó en el tronco y dormido se quedó.

Pasó un duende amarillo en un ovillo amarillo, lo envolvió, el gusanito todo amarillo quedó.
Pasó un duende rojo y de rojo bien rojo lo pintó, el gusanito amarillo rojo quedó.

Pasó un duende naranja, en una naranja lo subió. La naranja rodó y el gusanito amarillo rojo naranja se quedó.

Pasó un duende verde, a la hoja lo subió. El gusanito amarillo rojo naranjo y verde se quedó,

Pasó un mago muy mago, en su magia un arco iris apareció y al gusanito al arco iris subió de muchos colores el gusanito se quedó.

Vino el hada madrina, una antenitas le regaló. El gusanito dormido nada nada sintió, el hada madrina sonriendo unas alitas coloridas le pegó y con toque de su varita al gusanito despertó, de su ovillo amarillo el gusanito salió.

Convertido en una bella mariposa de sedosos colores, movió sus alitas y por el jardín voló, voló y voló.

Fin

Cuento sugerido para niños a partir de siete años

Erase un gusanito es uno de los Cuentos de gusanos y mariposas escrito por Morena Montes, sugerido para niños a partir de siete años.

Imprimir Imprimir





Comentarios