El sentir del jardín de Lupita

Cuentos infantiles de plantas y flores

El sentir del jardín de Lupita es uno de los bellos cuentos infantiles de plantas y flores escrito por Levis Luz Dimas Sánchez, un cuento sugerido para niños a partir de nueve años.

Lupita es una niña que tiene un hermoso jardín en su casa. Todos los días se deleita en limpiar la maleza, regar, acariciar las flores y hablar con ellas. Es una tarea que realiza con mucho amor y dedicación, ella dice que las plantas no hablan porque no tienen lengua, pero que sienten y valoran el buen trato que se les da.

Una mañana Lupita se levantó y vio que sus amigas plantas estaban tristes, ella se preguntó ¿por qué están afligidas? si yo las cuido y quiero debidamente ¿Qué les pasa amiguitas?

Sólo se movían como queriendo decir algo. De repente todas empezaron a brotar agua por sus tallos, hojas y flores como si fuese lágrimas “¿Qué es esto? si no está lloviendo y el sol está que arde” dijo la niña.

-¡Mamá, papá corran qué pasa con mi jardín!- dijo sollozando Lupita.

Al llegar sus padres se asombraron también diciendo:

-Esto es cosa de la naturaleza que sólo sabe Dios.

La pequeña lloraba y decía “se morirán mis amigas o me quieren decir algo” y les preguntaba “díganme qué pasa con ustedes”, sólo la abrazaban con sus hojas.

Al día siguiente la niña amaneció con el cuerpo disgustado, se levantó y visito su jardín que seguía triste.

Ya no lloraban si no que estaban marchitas todas sus hojas, la niña como pudo les echó agua y habló con ellas, luego se marchó porque empezó a sentirse mal.

Su estado de salud empeoró, por lo que hubo que llevarla al doctor.

Fueron muchos días hospitalizada y no dejaba de preguntar por sus amigas las plantas.

De igual forma, ellas seguían reflejando la tristeza de tener a su niña consentida enferma.

Les dolía no poder ayudarle. Entonces todas las plantas de flores rojas amarillas y azules empezaron a caer antes de marchitarse; la mamá de Lupita decidió llevarlas a la pequeña, sabia el gran amor que le tenía.

Cuando las vio, las tomó de sus manos y se alegró tanto de que estuvieran tiernas y frescas, y prometió estar de nuevo con ellas al día siguiente.

La pequeña empezó a mejorar y pronto fue devuelta a casa y misteriosamente el hermoso jardín empezó a recuperarse y ¡qué alegría cuando Lupita le visitó de nuevo!

Todos los capullos florecieron y las hojas resplandecieron. Su color verde como recibimiento a la pequeña y ella les respondía con risa y caricias diciendo que las había extrañado.

Fin

Cuento sugerido para niños a partir de nueve años

Autor: Levis Luz Dimas Sánchez

El sentir del jardín de Lupita es uno de los bellos cuentos infantiles de plantas y flores escrito por Levis Luz Dimas Sánchez, un cuento sugerido para niños a partir de nueve años.

Imprimir Imprimir

Comentarios