El oso Panda

Cuentos infantiles de osos

El oso Panda es uno de los bellos cuentos infantiles de osos escrito por Morena Montes, sugerido para niños a partir de siete años.

Aquella mañana de marzo, el oso de peluche panda se despierta con el bullicio de la mudanza.

El dormitorio estaba vacío y él sentado en el suelo y gente que sacaba rápidamente las cosas.

Su amiguita de juego llegó corriendo y le dijo:

-Ven Panda nos vamos a vivir a otra casa-la niña lo alzó y llevó afuera. El señor de la mudanza lo sentó arriba de una caja y dijo:

-¡Atentos todos nos vamos!-

Panda iba observando ¡Qué grande era la ciudad!

Iban por una avenida con mucho tránsito. De pronto, el camión dio un salto, se había tragado un pozo y Panda sale disparado como un cohete y cae contra el cordón de la calle. Golpea la cabeza y queda sobre la vereda inconsciente.

Una señora que venía atrás del camión se detuvo y lo subió a su auto con la intención de alcanzar al camión y devolverlo, pero éste había desaparecido.

La señora llega a la casa de la mamá a quien iba a visitar

-¡Mira mamá se cayó de una mudanza! ¿se lo regalas a tu empleada para sus niñas?

-Bueno se pondrá muy contenta, es un hermoso muñeco-

La señora llegó a trabajar y se llevó a Panda. Sus tres niñas salen corriendo de una humilde casita.

-¡Mami, mami qué lindo Panda! ¿Lo compraste?-

-No, me lo regaló la señora, se cayó de una mudanza y la hija lo encontró en la calle.

-¡Qué lindo que es! Lo vamos a cuidar mucho porque debe estar muy triste -dice la menor que tenía tres añitos.

– Si hija y no dejar que Noel lo muerda.

Así Panda se queda en su nuevo hogar con sus nuevas amiguitas y era muy feliz jugando con ellas y muchas amiguitas más.

En esa humilde casita lo cuidaban y le daban mucho amor. Pensó en su anterior amiguita, que era buena pero tenía muchos muñecos y casi no jugaba con ellos. Sólo estaban sobre la cama sentados.

Aquí era como un niño más. La niña más chiquita inventaba muchos personajes para él.

Lo único que no le gustaba era que el cachorro Noel le mordía la nariz y las orejas.
Pasó el tiempo, las niñas crecieron y se trasladaron a una casita un poco más grande. El día de la mudanza Panda y Noel estaban muy nerviosos. Panda tenía pánico que le sucediera lo mismo de nuevo.

Ya estaba todo listo solo faltaba la mamá y las niñas que se iban en el auto de un amigo.

La mayor dice:

-Noel ven conmigo-

Faltaba Panda que estaba asustado. La nena menor lo alza y le dice al oído:

-Tú vas conmigo amiguito no tengas miedo que te voy agarrar bien fuerte para que no te caigas.

Así llegaron. Mientras Noel ladraba por la ventana del auto, Panda iba muy entretenido con su amiguita que le iba mostrando las calles.

Llegaron y las nenas empezaron a ordenar su habitación. Llevaron a Panda y le dijeron:

-Esta es tu nueva habitación Panda. Tú vas a cuidar porque ya no jugamos como antes y así ubicaron en esa nueva casita a Panda y a Noel. Les habían dado una misión: tenían que cuidar la casa.

Pasaron los años las niñas ya eran mujeres, Noel estaba viejito, la mamá mira a Panda y piensa

-Lo voy a bañar, le voy comprar un moño, ojitos y nariz y lo voy a llevar al jardín de la escuelita porque parece triste. A él le gusta jugar con niños.

Así fue Panda quedó muy lindo y se fue al jardincito de esa humilde escuelita y se quedó a jugar con los niños para siempre.

Fin

Cuento sugerido para niños a partir de siete años

ILUSTRACION PINTEREST

El oso Panda es uno de los bellos cuentos infantiles de osos escrito por Morena Montes, sugerido para niños a partir de siete años.

Imprimir Imprimir





Comentarios