El ángel negro

Cuentos de ángeles de la guarda

El ángel negro es uno de los cuentos de ángeles de la guarda escrito por Morena Montes sugerido para niños a partir de los ocho años.

Gabriel y Ana regresaban de la escuela como todos los días. Siempre iban y venían, siempre por el camino que sus padres le habían aconsejado.

Había otro desvío que acortaba la distancia, pero sus padres no querían que pasaran por allí, porque había un arroyo que la única forma de cruzar era por un puente colgante que estaba bastante destruido y era muy peligroso.

Gabriel convence a su hermana para pasar por el puente, Ana piensa un rato. La curiosidad es más fuerte que la advertencia que les habían hecho sus padres y acepta pasar por el puente.
Así fue que los hermanos toman el camino prohibido. Cuando Llegan al arroyo se dieron cuenta que el caudal había crecido y el agua pasaba rápida. Comienzan a cruzar.

-Tengo miedo-dice Ana.

-No va a pasar nada dame la mano-dice Gabriel.

A cada paso que daban el puente se balanceaba y sus tablas crujían.

De pronto con el balanceo, una tabla se afloja y cae al arroyo desapareciendo rápidamente.

-No quiero seguir-dice Ana llorando.

-Tampoco vamos a volver, estamos a mitad de camino-responde su hermano.

-¡No quiero, no quiero! -llora Ana.

Una voz desconocida pregunta dulcemente

-¿Qué pasa pequeños¿ ¿No se animan a cruzar?

– No -dice Ana.

-Vengan yo los ayudaré.

Los niños levantan la vista. Ante ellos tenían un ángel de sonrisa bien blanca.

-¡Un ángel negro! -exclamó la niña-Nunca escuché que hubieran ángeles negros.

-Somos de piel blanca, de piel morena, piel trigueña tal cual como los humanos, pero lo importante no es mi color de piel. Lo importante es cumplir bien mi misión de ángel de la guarda que es la primera vez que salgo ayudar.

El ángel prosiguió:

-Tengan en mi confianza yo les voy ayudar a cruzar.

Los niños no lo podían creer. El puente se quedó quieto, no se movió más y ellos pudieron cruzar sin tener miedo.

-Bueno amiguitos adiós- dice el ángel negro y desaparece.

– Esta noche te dedicaré mi oración -dice Ana.

Llegan a su casa y deciden contar a sus padre la verdad que pasaron por el puente prohibido y que un ángel negro de enormes alas blancas le había ayudado.

Los padres se miran y no creen lo que dicen los niños, como habían desobedecidos no estaban seguro si decían la verdad.

Fin

Cuento sugerido para niños a partir de ocho años

El ángel negro es uno de los cuentos de ángeles de la guarda escrito por Morena Montes sugerido para niños a partir de los ocho años.

Imprimir Imprimir





Comentarios