Las botas de Tomás

Cuentos para abuelas y nietos

Las botas de Tomás es uno de los maravillosos cuentos para abuelas y nietos escrito por Liana Castello, un cuento en rima sugerido para primeros lectores.

Fue una tarde lluviosa la del gran descubrimiento. Algo mágico, distinto que a Tomás puso contento.
Llovía intensamente. La tormenta no paraba, mas tenía que salir, pues su abuela lo esperaba.
Pensó cómo protegerse y de pronto se acordó, de sus botitas de lluvias, botitas color bordó.
Tomas amaba a su abuela y no quería no ir, de un modo o de otro él tenía que salir.
Y así se puso sus botas y a la lluvia desafió de una manera tal que al mismo lo sorprendió.
Pasó por todos los charcos, nada nada se mojó y hasta las baldosas flojas con sus botas evitó.
Caminó por las veredas, algunas muy inundadas, pero él estaba sequito, no se mojó para nada.
Llegó a lo de su abuela tan seco y tan impecable que eso lo hizo pensar algo inimaginable.
¡Las botas tenían magia o algún súper poder! ¡Con ellas lo que quisiera, seguro podría hacer!
Desde entonces las probó para cualquier ocasión, pero eso le ocasionó una gran desilusión.
Pensó que esas botitas para todo servirían, pero sólo de la lluvia a Tomás lo protegían.
Fue entonces que pensó en qué habría pasado, el día de la tormenta que no se había mojado.
Se dio cuenta que la magia no venía de un calzado, sino de las ganas de ver a un ser amado.
Tomás amaba a su abuela y por ella atravesó una importante tormenta pero nada le importó.
Las botas están guardadas, muy prolijas y lustrosas, esperando a que lleguen otras tardes tormentosas.

Fin

Todos los derechos reservados por Liana Castello

Cuento en rima sugerido para primeros lectores

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Las botas de Tomás es uno de los maravillosos cuentos para abuelas y nietos escrito por Liana Castello, un cuento en rima sugerido para primeros lectores.

Imprimir Imprimir

Comentarios