La jirafa Rafa y el erizo Rizo

La jirafa Rafa y el erizo Rizo

La jirafa Rafa y el erizo Rizo. Marisa Alonso Santamaría, escritora española. Poemas infantiles. Poemas sobre animales. Cuentos infantiles con rima.

La jirafa Rafa,

fue buscando abrigo

y en un cobertizo

encontró un amigo.

El erizo Rizo

en su casa estaba,

en el cobertizo

viendo su llegada.

La jirafa Rafa

no podía pasar

y el erizo Rizo

le empezó a gritar:

“Ese largo cuell

o deberás bajar,

si a mi cobertizo

deseas entrar”

Dentro del cobertizo

se empiezan a presentar:

“Yo soy el erizo Rizo”

hola jirafa, ¿qué tal?

Yo soy la jirafa Rafa

y he venido al cobertizo,

porque fuera tengo frío

sopla el viento y cae granizo.

Los dos animadamente

han empezado a charlar,

alguien más está en la puerta

que se viene a resguardar.

La que llega es una mona

se acerca con su monito,

el viento les ha asustado

y buscan un escondrijo.

“Puedes pasar a mi casa,

puedes pasar con tu hijito”

dice enseguida el erizo

dando la pata al monito.

Una liebre muy pequeña

viene dando grandes saltos,

tiene los ojos llorosos,

con fiebre está tiritando.

En un rinconcito Rizo

con hojas hace una cuna,

y la deja descansar

arropándola con plumas.

Rizo es un buen erizo,

piensa la jirafa Rafa,

a todo el que va llegando

abre las puertas de casa.

Y el viento sigue soplando,

y el granizo apedreando,

y al cobertizo de Rizo

animales van llegando.

Esta vez es una gata

con dos bonitos gatitos,

y Rizo sin preguntar

les lleva junto al monito.

Una mosca y tres hormigas

gritan aterrorizadas,

el viento las va llevando

sin que puedan hacer nada.

Los animales nerviosos

deprisa las van ayudar,

tirando de sus patitas,

la mosca llorando está.

Una serpiente y un sapo

en la puerta están parados,

Rizo les manda entrar

los dos están empapados.

Los gatitos y el monito

se esconden muy asustados,

tienen miedo a la serpiente,

tiemblan y gimen llorando.

Rizo el erizo les dice

que nada deben temer,

que a la serpiente en su casa

también deben de acoger.

Antes de llegar la noche

por fin para el temporal,

dando gracias al erizo

los animales se van.

Salen la gata y la mona,

los gatitos y el monito,

agarrados de sus patas,

se despiden del erizo.

Luego salen las hormigas,

que se van agradecidas

al erizo, a la jirafa,

a la mona y a la gata.

La mosca junto a la liebre

en la cuna están dormidas,

las dejan acurrucadas

ahora que están tranquilas.

La gran serpiente y el sapo,

se quedan allí jugando,

no tienen ninguna prisa

se esconden detrás de un árbol.

Con esfuerzo sale Rafa

con su cuello de jirafa,

Rizo grita divertido:

“Como has entrado has salido”

Diciendo adiós con sus patas

se despiden como amigos,

Rafa se vuelve a casa

Y Rizo a su cobertizo.

La alta jirafa Rafa,

y Rizo, este buen erizo,

se han hecho grandes amigos

dentro de un cobertizo.

Fin

 

La jirafa Rafa y el erizo Rizo. Literatura infantil, cuentos que no pasan de moda. Lecturas para niños de primaria. Historias para aprender leyendo.

Imprimir Imprimir





Comentarios