Orbita Oscura. Cuentos fantásticos

Orbita Oscura. Cuentos fantásticos

Orbita Oscura, Luis Fernando, escritor mexicano. Cuentos fantásticos.

El mundo ha tenido varios misterios que fueron desde 475 a.c. y más allá de esos tiempos, pero todos esos misterios han estado conectados a una sola historia.

Si usted ha leído “LA GUERRA SOBRENATURAL” y “HOTEL TERROR” es hora de saber en qué deparará la siguiente historia y en qué terminara. 2035, el mundo ha pasado por mucho y en todo este tiempo un plan maléfico está a punto de ponerse en marcha. En una base en la Tierra se recibió una transmisión de una de una nave de investigación científica, llamada ESCALIBUR, a las 900 horas, el mensaje fue el siguiente:

“AYUDA, AYUDA, TENEMOS UN PROBLEMA, EL PROYECTO INFINITO ESTA FUERA DE CONTROL, MANDEN AYUDA”

El coronel Arthur mandó a uno de los mejores guerreros, Bill, a destruir la nave de investigación científica, esa fue su única orden. Bill se puso un traje anti radiación e anti bacteriológico y llevó consigo una arma calibre alta como para matar a una manada de elefantes. Se puso a pensar el porqué de ese traje y de su arma, tenía muchas dudas respecto a qué se iba a enfrentar ahí dentro.

Se subió a su nave y se fue. Al llegar ahí había mucha sangre regada en el suelo y una mucosa verde y pegajosa regada en el suelo, en el hangar las naves estaban llenas de sangre y miembros destrozados. Él tenía un presentimiento de que la misión no sería fácil o que tal vez no regresaría.

Cuando iba a entrar a inspeccionar todo lo demás, una abeja mutante gigante, se acercó, sacó su aguijón y se fue directo hacia a él, el sacó su arma y le dio un tiro en la cara, la abeja cayó al suelo. Él tuvo que seguir su camino, su siguiente parada era el comedor; al entrar al comedor todo estaba en llama. Había cuerpos tirados en el suelo y más mucosa, pudo encontrar un camino que lo sacaría de ahí. En el camino, por accidente pisó un gusano del tamaño de su pie y luego el volteo y vio a una persona siendo devorada por esos gusanos.

Corrió pero los gusanos lo vieron y lo empezaron a perseguir; encontró un bote de gasolina lo puso en un lugar y le dio un tiro. Los gusanos se empezaron incendiar y siguió su camino. Su siguiente parada era la sala de juntas, el entrar encontró en una pared algo escrito y decía: “Si hay una persona que esté vivo siga mis señales y juntos saldremos de aquí” Bill siguió las señales. Pasó por una gran concentración de ácido, se encontró una que otra criatura pero nada lo de tuvo hasta que se encontró una criatura con tentáculos y una tremenda velocidad.

La criatura lo atrapó. El disparó a sus tentáculos y esa criatura lo empezó a perseguir, él llegó hasta el lago de ácido. Lo esquivó y la criatura cayó al ácido y ahí murió. Él se encontró al superviviente y le explicó todo sobre el proyecto INFINITO, que consistía en un proyecto de contacto con otros mundos a partir de portales, las criaturas eran inestables y todo salió mal. El superviviente lo llevaría al panel de control para activar la autodestrucción de la nave, en la puerta había un gran calamar.

Ellos le dispararon, le dijo al superviviente que fuera activar la auto destrucción, por debajo del calamar. Logró activar el auto destrucción pero el calamar lo atrapó y se lo llevo a su boca y él le dijo:

-¡CORRE! ¡HUYE! ¡ESCAPA DE ESTE INFERNO! Bill corrió y el superviviente sacó una granada y el calamar se lo devoró pero él también murió por la explosión. El llegó al hangar pero ahí dentro no estaba solo, había algo esperándolo, era una gran avispa con tentáculos, él le empezó a disparar, el monstruo le dijo: -No seas patético nada me puede destruir Bill aventó botes de combustible y les disparó, el monstruo se empezó a quemar.

Bill se fue hacia su nave sin problemas, pero antes de subirse a la nave, el monstruo lo atravesó con su aguijón y dijo: -Si voy a morir, haré que mi descendencia termine mi trabajo. Bill se subió a la nave, estaba agonizando. ESCALIBUR fue destruida, pero Bill ya no reaccionaba, perdía el control de su nave; y al entrar a la atmosfera terrestre, le salió un gusano de su boca y murió. Su nave se estrelló.

Fueron a recoger su cadáver y el coronel ARTHUR mandó su cuerpo a un lugar de aislamiento especial que ni el gobierno conocía solo él y una que otra persona, pero ellos no eran humanos, ellos preparan la guerra entre el ser humano y las criaturas de otra dimensión. La guerra acaba de comenzar.

No se pierda cada momento de esta miniserie de cuentos.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

¿Fin?

Imprimir Imprimir

Comentarios