Teo y sus disfraces – Capítulo II – Teo en la tienda de disfraces

Teo en la tienda de disfraces

Teo en la tienda de disfraces

Teo y sus disfraces (La búsqueda de uno mismo). Liana Castello, escritora argentina. Cuentos infantiles en capítulos. Ilustración de Mónica Ortíz García.

 

Capítulo II Teo en la tienda de disfraces

Teo entró a la gran tienda de disfraces y sus ojos se maravillaron. Sombreros, capas, brillos, gorros, trajes. Sin dudas, allí encontraría algo que lo hiciera sentir diferente y mejor.

La tienda era atendida por sus dueños, Amparo y José. José tenía una paciencia infinita con sus clientes, grandes o pequeños. En cambio Amparo, adolecía de esa virtud.

-¿Qué deseas niño?-Preguntó Amparo no con mucha amabilidad.

-Un disfraz-Contestó el pequeño.

-Si me imagino, si estás aquí por algo será, pero ¿Qué tipo de disfraz?

-Mnnn… no sé…-Respondió Teo.

-Bueno, bueno ¿Tienes una fiesta de disfraces?

-No

-¿Un acto escolar tal vez?

-Tampoco

-¿Un baile?

-No, un baile tampoco.

– A ver pequeño. No sabes qué disfraz quieres y tampoco para qué, ni cuándo lo usarás ¿Qué haces aquí entonces se puede saber? Decídete, no tengo tiempo que perder.

El pequeño se quedó mirando a la mujer, quien ya estaba perdiendo la poca paciencia que tenía y antes de que una lágrima asomara en sus ojitos, se escuchó la voz de José.

-Deja mujer, deja. Yo atenderé a este niño.

-A ver pequeño, dime ¿Qué anda pasando?

Teo le contó cómo se sentía y los sueños que tenía. José escuchó atentamente y preguntó:

-¿Así que tú crees que viéndote diferente, serás diferente?

-Pues, eso creo.

– ¿Y que con otro aspecto, tal vez, serías capaz de hacer cosas que hoy no puedes?

-¡Exacto! –Dijo feliz Teo.

-Pues bien entonces, buscaremos un disfraz a tu medida. Te ayudaré a encontrar eso que tanto buscas.

Y de la mano, comenzaron a recorrer la tienda.

Continuará

Capítulo I

 

Teo en la tienda de disfraces. Literatura infantil y juvenil, cuentos que no pasan de moda. Lecturas para niños de primaria. Historias para aprender.

Imprimir Imprimir





Comentarios