Teo y sus disfraces – Capítulo VII – Teo Mago

Teo y sus disfraces. Capítulo VII. Teo Mago

Teo y sus disfraces – Capítulo VII – Teo Mago

Teo y sus disfraces (La búsqueda de uno mismo). Liana Castello, escritora argentina. Cuentos infantiles en capítulos. Ilustración Mónica Ortíz García.

Capítulo VII – Teo Mago

-No he tenido suerte hasta ahora-Lamentó el pequeño

-Ya la tendrás, no te preocupes. Las cosas no se resuelven en forma mágica-Dijo José en forma dulce.

-¡Magia! ¡Eso es! ¿Cómo no se me había ocurrido? Necesitó magia, eso me ayudará.

-Si tú lo dices… José entregó al niño un disfraz de mago con una gran galera.

-Es el último que queda y no sé qué ocurre con este disfraz, muchos se lo prueba, pero nadie lo lleva. Tal vez, tengas más suerte tú, pruébatelo.

Teo se puso el disfraz que por cierto era hermoso. Tomo la gran galera y le pareció un poco pesada. Cuando se la iba a colocar en la cabeza, escuchó:

-¡Ni se te ocurra!

Sin poder creer lo que vía, se encontró con una paloma cómodamente acurrucada dentro del sombrero.

-¡Una paloma que habla, no puede ser!

-¿Qué es lo que te sorprende niño? No entiendo a las personas. Les parece normal que una paloma aparezca y desaparezca dentro de una galera ¿Y se sorprenden porque hablamos?

-¡Increíble! –Gritó Teo

-¡Increíble es que nos hayan usado por siglos llevando y trayendo mensajitos de un lado para el otro! Hablar no es tanto mérito.

Teo seguía sin poder cree lo que le estaba ocurriendo.

-Bueno niño ¿Qué quieres?

-Hacer magia –Contesto el pequeño.

-Mira niño, no quiero perder mi tiempo y tampoco que tu pierdas el tuyo. Mejor será que piensen en otra cosa.

-Pero… ¿Por qué?

-Porque estoy muy cómoda aquí y no pienso salir.

-Tengo que hacer el intento, quiero ser mago ¡Déjame probar por favor!

A pesar de la negativa de la paloma, Teo tomó la galera y se la colocó. Aún dentro del sombrero, podía escucharse la voz del ave.

– ¡Abra cadabra! –Gritó Teo

– Ni lo sueñes

-Pata de cabra

– De aquí no me muevo

– A la una…

-Sigo aquí

– A las dos…

-¡Vaya que eres insistente niño!

-¡A las tres!

-Te dije pequeño, no cuentes conmigo (la paloma seguía bien acomodada dentro de la galera)

-¿Por qué no quiere ayudarme? –Preguntó Teo.

-¿Y tú por qué me quieres sacar de mi hogar? Mira niño, no me gustan los palomares, mucha paloma junta. Aquí soy feliz, estoy cómoda, calentita, en silencio. De aquí no me muevo.

-¿Y qué haré entonces?

-Te daré un consejo de amiga. Vete a la plaza, hay muchas palomas desocupadas allí. Seguro alguna aceptará tu propuesta de trabajo.

-No deja, ya está-Teo dejó la galera y se quitó el disfraz.

-Lamento si he interferido en tus planes niños, pero no es fácil conseguir buena vivienda en estos días.

Decepcionado, Teo fue en busca de José una vez más.

Continuará …

©Copyright Liana Castello 2012

Todos los derechos reservados

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

 

Teo y sus disfraces. Teo Mago. Literatura infantil y juvenil, cuentos que no pasan de moda. Lecturas para niños de primaria. Historias para aprender.

Imprimir Imprimir





Comentarios