Intimidades de una manzana. Cuentos de frutas

Intimidades de una manzana. Cuentos de frutas

Intimidades de una manzana. Cuentos de frutas

Cuentos de frutas. Cuentos educativos para primaria.

• Me eligieron entre muchas de las que se venden en la frutería de un mercado, seguramente porque lucia fresca, sana y apetitosa.
• Luego a mí y a mis amigas nos metieron a una bolsa y nos pesaron, la balanza marcaba un kilogramo. Y de inmediato nos pusieron en una canasta de plástico, donde había verduras, papas y camotes que nos miraban “con cara de pocos amigos”.
• Después de un corto paseo al fin llegamos a una casa, desde afuera se podía escuchar risas y llantos de niños. Nos hicieron entrar por la puerta de la cocina y colocaron la bolsa sobre la mesa durante largo rato, allí estábamos, esperando y preguntándonos ¿A qué hora nos comen?…
• Como nadie nos tocaba, pensé que íbamos a permanecer enteras durante un montón de tiempo, pero no fue así…, de pronto sentí que un chico se acercaba a abrir la bolsa e iba a sacar a una de nosotras, pero un grito lo detuvo –¡Lávate las manos!– . Al poco rato el mismo chico regresó y cogió a mi amiga, la acercó al caño y comenzó a devorarla con mucha prisa.
• Prontamente uno a uno fueron llegando los comensales e iban cogiendo a las otras manzanas, pero a mí no me cogieron decían que me faltaba madurar y que para mañana ya estaría lista.
• Ese y el siguiente día estuve muy inquieta, pues en el fondo de mi alma no quería madurar, no quería ser comida, estaba temblando de miedo…
• Finalmente, luego de tres días me puse completamente rojita y atractiva, solo esperaba el momento…de ser triturada por unos dientes grandes o pequeños, pero al mismo tiempo desde lo más profundo de mi corazón de manzana sentía alegría, ya que iba a nutrir a otro ser, pues esa es mi misión en la vida…

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios