La camiseta

Cuentos de reyes para reflexionar

La camiseta es uno de los más lindos cuentos de reyes para reflexionar escrito por Francisco Antonio Peña Perez, un cuento sugerido para niños de todas las edades.

Erase una vez, en un reino al este de África; Mas concretamente cerca de Arabia; Había un rey que era inmensamente rico y al mismo tiempo feliz pues tenia una hija que cumplia con el resto de todos sus posibles sueños.

Un día,al atardecer; La princesa que se llamaba Libertad, salio a dar un paseo por el oasis donde se encontraba su castillo,

Al llegar al lago del oasis que era precioso, vio un pajarillo en el suelo , una cría que se habría caído de alguna palmera con los azotes del viento. lo cogió y se lo llevo a su castillo y durante unos días le dio de comer y lo cuido pero el pajarillo empezó a enfermar cada día mas y cada día que pasaba estaba mas triste y con ello mas enfermo hasta que un día cuando la princesa Libertad fue a verlo el pajarillo estaba dormido para siempre.

La princesa entristeció mucho, muchísimo, tanto que también empezó a enfermar. Su padre que era muy observador se daba cuenta que la princesa no era la misma desde hacia unos días y cada día estaba mas triste y enferma tanto que el rey mando llamar a los mejores sabios, curanderos y hechiceros de los cuatro vientos y después de mucho deliberar y pensar encontraron que el problema de su enfermedad tenia solución.

Majestad, dijo el mas sabio de todos; gracias a Dios hay una sola posibilidad pero la hay de que su hija Libertad pueda salvarse aunque es muy difícil de conseguir.No me importa, dijo el rey, sabéis que para mi no hay nada imposible, dime que tengo que hacer.

El sabio le dijo: Majestad, solo tenéis que encontrar al hombre mas feliz de la tierra y pedirle que os de su camiseta.

El rey empezó a reír a carcajadas y le dio las gracias al sabio a quien ordeno que se encargara el personalmente de encontrarlo pues no debería ser difícil encontrar a un hombre de tales características .

Pronto tomaron la marcha y empezaron a preguntar a los que se iban encontrando con ciertas virtudes ya mencionadas, pero cada día se iba haciendo mas difícil la búsqueda pues uno que parecía que lo tenia casi todo luego resultaba no ser feliz,otro estaba todo el día de aren en aren tenia todas las mujeres que quería; Pero no tenia una amada de verdad y tampoco era el mas feliz de la tierra.

Un dia, cuando estaban a punto de volverse ya en el ultimo condado de la tierra el dueño de un castillo les dijo que el no era el mas feliz sino uno de sus trabajadores mas fieles. Por Ala, Por dios,Por buda…..Donde esta ese hombre dijeron todos a la vez y entonces les dijo vosotros veis a aquel hombre allí a lo lejos, si, el que esta arando al lado del rio Guadalquivir con las mulas de mi condado aquel señor que no tiene sombrero, pues ese es; Corriendo fueron en su busca y los sabios empezaron a hacerle preguntas; es usted feliz? por supuesto soy muy feliz, pero si usted no tiene tierras y lleva toda su vida trabajando sin recompensas grandes mas que las justas para vivir, pues por eso precisamente porque vivo y me siento feliz porque tu estas aquí conmigo y porque los pájaros vuelan y porque el sol sale y por todo yo soy el hombre mas feliz del mundo.

Los sabios dijeron no hay dudas este es el hombre mas feliz del mundo, y se lo llevaron al castillo donde les esperaba impaciente el rey y el mas sabio de los sabios.

Majestad!, hemos encontrado al hombre mas feliz del mundo ya puede descansar y su hija se curara; Entonces lo mando a llamar y delante de todos le volvió a preguntar: Tu eres el hombre mas feliz de la tierra, a lo que el respondió, si Majestad yo soy; y todos respiraron;Entonces el mas sabio de los sabios le pregunto_ Y tu camiseta_ A lo que el respondió: Soy el hombre mas feliz de la tierra pero yo no tengo CAMISETA.

La camiseta es uno de los más lindos cuentos de reyes para reflexionar escrito por Francisco Antonio Peña Perez, un cuento sugerido para niños de todas las edades.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

 

Imprimir Imprimir

Comentarios