Princesa Elizabeth

Princesa Elizabeth

Princesa Elizabeth

Princesa Elizabeth. Cuentos de princesas

En un reino muy lejano había un reinado donde gobernaba un rey llamado Fernando y una reina llamada Elizabeth.

Ambos reyes anhelaban con mucho entusiasmo poder tener un hijo que pudiera gobernar el reinado cuando ellos faltaran, aunque pasaron algunos años, el momento había llegado pues la reina estaba embarazada.

Cuando el rey supo esa gran noticia se puso tan contento que no dejó de abrazar a su amada. el rey Fernando era envidiado por el rey Atos, un rey hechicero muy malo de corazón frio, no se apiadaba de nada y de nadie. Sentía odio y rencor porque él también se había enamorado de la reina Elizabeth, solo que ella eligió al rey Fernando por ser una persona sabia ,educada, y sobre todo muy valiente.

El rey Atos desde el momento que supo que su amada había elegido como esposo al rey Fernando cargó sobre él odio más grande que pudiera ver en el mundo, juró vengarse algún día.

Al enterarse el rey Atos de que la reinaba esperaba un hijo pensó ¡mi venganza al fin a llegado ese hijo será mi venganza! El tiempo pasó. Después de nueve meses de espera, la reina Elizabeth por fin pudo dar a luz a una hermosa niña. El rey Fernando pensó ponerle como nombre Elizabeth pues se parecía mucho a su madre.

Con el paso de los años los reyes vivían muy felices con su hermosa hija, la amaban tanto que ellos decidieron buscarle un príncipe que la amara y quiera tanto como el. La princesa Elizabeth era muy hermosa, aparte muy vanidosa y orgullosa, ella pensaba en tener al mejor de los príncipes con el mejor de los reinos.

Muchos jóvenes fuertes la pretendían pero ninguno era el ideal. Con el paso de algún tiempo muchos príncipes luchaban a muerte por obtener su corazón, pero ella al ver esos sangrientos combates solo se reía sin agradecer lo que hacían por ella. Algunos le obsequiaban joyas, diamantes, pero aún así ella no accedía. Sus padres estaban ya muy preocupados por su actitud, hablaban con ella, la aconsejaban pero la princesa los ignoraba. Llegó a oídos del rey Atos el comportamiento y actitud de la princesa que dijo entre sí “es hora de vengarme del rey Fernando”. Lanzando un hechizo el rey Atos se convirtió en un muy apuesto príncipe y decidido a conquistar a la princesa se presentó ante ella haciendo fuerza de valentía y llevándole como obsequio un saco de las más bellas joyas.

La princesa Elizabeth lo acepto. Corrió con sus padres explicándole que ya había encontrado a su apuesto príncipe. Se veía tan enamorada que quiso casarse demasiado pronto. Aunque el rey Fernando no estaba de acuerdo, complació a su hija, realizando la boda enseguida. El rey Atos se llevó a la princesa a su castillo donde en vez de tratarla como lo que era la convirtió en su esclava.

La golpeaba, la masacraba tanto que llegó al punto de desfigurarla. El rey Fernando se preocupó porque no sabía nada de ella hasta que un día un sirviente del rey Atos lo delató. Con el rey Fernando un grupo de soldados lucharon para rescatarla hasta lograrlo. El rey al tener a su hija la abrazó con fuerza y prometió jamás dejarla solo y vivieron felices por siempre.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios