El rugido de la noche: el Yana Puma

YANA PUMA

Su rugido es capaz de cortar los mares más profundos, los cielos más infinitos.

Sus ojos son de un color dorado y muchas veces de un color rojísimo, con un rojo que se vuelve más resplandeciente entre más cambie su estado emocional, verlo significa morir, ya que no existe nada que escape de sus enormes ojos carmesí, tienen la forma de un Puma enorme, algunos dicen que es del tamaño de un oso, otros dicen que mide entre cuatro a ocho metros, su cola es bastante larga, antes se creía que con ella cortaba las montañas, estas criaturas viven en las zonas más alejadas y recónditas del Perú, de ellos se dice que fueron en el pasado, los señores de la noche.

Antes de que los primeros Españoles llegaron al imperio, el mundo era distinto, el mundo en que vivían era muy distinto al nuevo que se construía, en este mundo, ya no existía un lugar para ellos.

Los mitos tejidos sobre ellos son muchos, algunos dicen que ellos para sobrevivir al abandono del mundo, aprendieron a adoptar formas humanas, para no ser descubiertos, otros dicen, que durante la noche cazan humanos y viven de sus carnes, y algunos más excéntricos dicen que comen cerebros humanos, pero aun así, no hay mitos, leyendas, cuentos o fabulas que hablen sobre su origen.

Entre las familias más antiguas del Perú, se cuenta que hubo algunos de ellos que hicieron pactos con humanos, pactos en los cuales juraban cuidarles y servirles, y solamente serían libres hasta que el último descendiente de estos humanos muriera. Mediante este pacto los humanos daban su permiso, para que los Yana Pumas pudieran caminar entre ellos, como si fueran parte del mundo de los hombres. Pero en realidad ellos no se transforman en humanos, solo es una ilusión, un engaño de sus ojos carmesí, es solo una fantasía que nosotros vemos.

Las historias dicen, que uno de ellos se enamore de una mujer Chanca, quizás no de su belleza o su bondad, sino de algo más profundo. Aquello que ellos ven es la fuerza de su corazón y la más pura esencia de su ser, dicen que este Yana Puma, cuido y vivió con aquella princesa hasta el último de los días de ella, debido a que él era inmortal, no pudo acompañarle hasta su última morada, así que para no dejar de verle, tomo sus restos y los convirtió en parte de la lluvia.

Es muy sabido que la guerra entre los Chancas y los Incas tuvo una larga duración, y que hubieron algunos demonios y Apus, que decidieron a que bando apoyar, los Yana Pumas, escogieron apoyar a los Chancas, por eso la historia de ellos no es muy conocida, y más que conocida, solo se cuentan horrores sobre ellos, debido a que el bando que escogieron fue derrotado, y siempre solo se cuenta la historia de los ganadores, también hay historias de ataques de Yana Pumas hacia los primeros Españoles, los Españoles al llegar al Perú, trajeron sus espíritus y demonios para ayudarles a conquistar la tierra, y muchas criaturas de la noche les hicieron frente a los recién llegados.

Lo que no se dice de ellos, es que son criaturas que protegen, que cuidan, desde los lugares más profundos, más escondidos de la tierra, durante años permanecen vigilantes de sus antiguos aliados.

En el año de 1970 apareció una noticia sobre una criatura extraña y misteriosa que fue vista en los profundos cerros, cerca de Calana en la ciudad de Tacna, esta criatura era de más o menos cuatro metros, tenía la forma de un Puma y su pelaje era de un color muy negro, lo único que se pudo apreciar de sus ojos fue ese color carmesí, y así como se le vio, también desaprecio.
Mi abuelo quien en paz descanse, decía que en esas tierras deshabitadas hay una suerte de rarezas, que cuando los nuevos habitantes llegaron escapando del terrorismo, se podían apreciar toda una suerte de duendes, criaturas voladoras jamás vistas, y en las noches había rugidos que cortaban el viento.

Definitivamente era un Yana Puma, quizás vigilante, o esperando el momento de su extinción, ya que los mitos y leyendas mueren cuando se les olvida.

Dedicado a Lauri Rodríguez García, gracias por prestarme tus alas para volar hasta mis sueños.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Cuento sugerido para adolescentes, jóvenes y adultos.

Imprimir Imprimir

Comentarios