Amigos y piratas

Historias de piratas para niños

Amigos y piratas es una de las bellas historias de piratas para niños escrito por Flavia Marcori, un bello cuento sugerido para niños de todas las edades.

Roberto y yo compartíamos una misma pasión, inventar historias de piratas, algunas veces podíamos estar en una lejana isla, protegiendo un gran tesoro, o quizás navegando por océanos tormentosos.
La hora de la siesta era el momento ideal para dejar que nuestra imaginación volara alto, así que nos juntábamos en el patio de mi casa, y teníamos grandes aventuras sin movernos de allí.
A los diez años ya llevábamos recorrido casi todos los mares conocidos y por conocer, y teníamos tantos tesoros que de seguro si juntábamos todos ellos, podríamos comprar diez castillos con dragones y todo.
Como estábamos de vacaciones la mamá de Roberto lo dejaba quedarse casi todas las siestas en mi casa, así que después de almorzar, él y yo desaparecíamos de la vista de los mayores y nos subíamos a bordo de nuestra imaginación.
Las lluvias de verano son comunes en donde yo vivo, así que cuando a una de ellas se le ocurría venir, mi amigo corría a refugiarse en su casa, que por suerte quedaba justo al frente de la mía
Recuerdo un día en que una gran tormenta cayó, justo cuando mi amigo y yo estábamos a punto de hallar un tesoro escondido hacía ya cien años.
-Entren a la casa que llueve fuerte- dijo mi madre -suban a tu habitación y jueguen allí, al menos hasta que pase la tormenta.
Mi habitación es un mundo aparte, cuando uno entra allí no sabe lo que puede pasar- le dije a Roberto mientras subíamos por la escalera, quizás un pirata enemigo salga debajo de la cama, o lo que vos crees que es la puerta de mi armario, de pronto sea la entrada a un barco cargado de soldados que te quieran atrapar para apoderarse de nuestro tesoro.
– ¿Nuestro tesoro? -pregunto Roberto, al abrir la puerta de mi habitación- más bien mí tesoro, por que el enemigo soy yo, y diciendo eso se subió a mi cama y fingiendo que tenía una espada en la mano, me retó a pelear.
Y allí estábamos, disputándonos el tesoro, a punta de espada, aunque eso de a punta de espada es un decir, ya que lo que teníamos para defendernos del ataque del enemigo, eran dos palos de escoba cortados, que mi mama nos había donado para nuestros juegos, claro que no sin antes prometerle que nunca golpearíamos a nadie con ellos.
Afuera la lluvia caía más fuerte, adentro la lucha era cada vez más feroz parecía que iba a perder mi tesoro en manos de Roberto y eso un buen pirata no lo puede permitir así que salté fuera del barco y levantando mi espada me lance a recuperar lo que era mío.
En ese momento un trueno resonó a lo lejos, pensábamos que era parte de la tormenta, pero nos dimos cuenta de que eso no era nada más que un cañón de la guardia real, que venía en nuestra búsqueda, así que por un momento olvidamos nuestras diferencias y nos unimos para derrotarlos.
Justo cuando nos disponíamos a emprender la lucha, la puerta de mi habitación se abrió,
-Roberto tu mama está esperándote abajo, dice que ya es hora de ir a tu casa. Mañana juegan otra vez- dijo mi madre.
-Bueno mañana nos vemos- se despidió mi amigo, y con una sonrisa agregó -por esta noche te podés quedar con el tesoro, pero te garantizo que pronto será mío, y dando media vuelta se fue.
Mirando por la ventana lo observé mientras se marchaba, realmente es un gran pirata, pensé, y antes de que se arrepintiera y regresé, me subí al barco en busca de una isla en donde enterrar mi tesoro.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Amigos y piratas es una de las bellas historias de piratas para niños escrito por Flavia Marcori, un bello cuento sugerido para niños de todas las edades.

Imprimir Imprimir

Comentarios