Esperando a Diego

Esperando a Diego - 1.capitulo

Esperando a Diego es uno de los cuentos en capítulos de la colección cuentos de niñas de la escritora Ana Matías sugerido para niños a partir de nueve años.

Capítulo 1 – Marta

Me llamo Marta y tengo diez años. Este mes tengo que hacer dos cosas importantes. Una nos la ha mandado Teresa. Tenemos que escribir un cuento para la clase de lengua. Lo hemos hecho más veces, pero ésta vez es distinto. Esta vez no nos ha dicho sobre qué tiene que ir el cuento.

Nos ha dicho que por primera vez vamos a escribir sobre lo que queramos. Ella dice que eso se llama “tema libre”. Mis compañeros le han pedido que nos de una pista para saber por dónde empezar. Teresa ha dicho que no va a dar pistas ni nada, que usemos la imaginación. Ella dice que la imaginación no tiene límites.

Mis padres me dicen siempre que tengo mucha imaginación, y a mí me gusta mucho escribir, y siempre saco sobresalientes en lengua, pero todavía no sé lo que voy a contar. Mis padres también me dicen que desde pequeña les he hecho muchas preguntas, que lo quiero saber todo, y que soy muy curiosa. Dicen que eso está muy bien.

Y la otra cosa importante es que me ha tocado ser ayudante en la biblioteca del colegio, o sea, que me tengo que quedar dos días a la semana a ayudar a Pablo, el señor encargado de la biblioteca.

No es muy difícil lo que tengo que hacer, sólo hay que ayudarle a ordenar libros y vigilar que haya silencio, y sólo es un rato pequeño por la tarde. Bueno, la verdad es que me ha tocado porque dicen que me porté mal en la clase de matemáticas, y mi profesora es muy antigua, todavía pone castigos. Eso lo dice mi abuelo Martín, que los castigos están pasados de moda, y que mi profesora es una antigua.

Yo no hice nada malo para que me castigara. Lo que pasó fue que no entendía nada de lo que estaba explicando, y me puse a hablar con mi compañero, con Javier. Me estaba aburriendo un montón, pero dice la profesora que eso no es excusa para estar hablando, y me ha castigado.

Menos mal que el abuelo Martín me entiende, él dice que si ella explicara mejor yo no me aburriría, y no me pondría a hablar. Pero mis padres no están de acuerdo con el abuelo, ellos dicen que si me ha castigado será por algo. Es que mi abuelo siempre me entiende, porque es muy listo. Él y mi profesora preferida, Teresa, que explica muy bien, y entonces no me aburro ni me pongo a hablar con Javier. Mi abuelo y Teresa siempre me escuchan.

Esperando a Diego - 1.capitulo

Teresa me gusta mucho, cuando sea mayor quiero ser como ella. No sé cuántos años tiene, no sé calcular los años de los mayores. Tiene menos años que mi madre, eso seguro. Mi madre dice que tendrá treinta y tantos. No sé cuantos años serán esos tantos, mi madre dice que ella tampoco, pero que a cuarenta años no llega. Pero eso ya lo sé yo también, porque cuarenta años me parecen muchos años, y Teresa no puede ser tan mayor. Cuando digo eso en casa, el abuelo Martín se ríe. Él tiene ochenta y tres.

Ahora Teresa está embarazada, y me hace ilusión, pero lo malo es que estará sin venir a clase cuando nazca el niño, y la vamos a echar de menos. Además la profesora nueva que venga igual no es tan maja como ella, o igual me cae tan mal como la de matemáticas. Espero que Teresa vuelva pronto.

Ahora tengo que escribir un cuento bonito. Si me sale bien, he pensado que se lo puedo regalar a mi hermano Diego cuando llegue a casa. Yo tenía muchas ganas de tener un hermano, y al final lo voy a tener. Estoy muy contenta, y tengo muchas ganas de conocerle. Diego no va a llegar como el bebé de Teresa, va a llegar de otra forma, mis padres lo van a adoptar. Viene de un país que está muy lejos, que yo no sé muy bien dónde queda… Yo voy a ser su hermana mayor, y lo voy a cuidar.

El cuento me puede valer de regalo de bienvenida para Diego, por eso tiene que ser un cuento especial. Teresa me ha dicho que no me preocupe por el tema, que cuando me llegue la inspiración me deje llevar. Yo no entendía muy bien lo que quería decir eso de la inspiración, ni lo de dejarme llevar, no sabía a dónde me iba a llevar. Ella me lo ha explicado, y más o menos la inspiración son las ideas que te vienen a la cabeza de repente, y que las tengo que apuntar en mi cuaderno. Y lo de dejarse llevar quiere decir que no hay que poner límites a la imaginación. Esto nos lo hemos apuntado en el cuaderno de clase, lo de la imaginación, porque dice Teresa que es muy importante, que sin imaginación no hay sueños, y que sin sueños la vida no tiene gracia.

Esas dos frases también me las he apuntado en el cuaderno, porque no quiero que se me olviden…

Continuará…

Ilustrado por Núria Bertran

Esperando a Diego es uno de los cuentos en capítulos de la colección cuentos de niñas de la escritora Ana Matías sugerido para niños a partir de nueve años.

Imprimir Imprimir





Comentarios