Mi amiga la oscuridad

NIÑA DURMIENDO

Mi amiga la oscuridad

Tengo una amiga muy especial a la que os quiero presentar que se llama OSCURIDAD.

La he descubierto hace poco y me ayuda a descansar.

Con mi amiga de la mano, ahora ya puedo soñar

Cuando era pequeñita, no me quería acostar.

Siempre lloraba y una luz necesitaba.

Creía, que en la oscuridad había monstruos, ogros y demás…

Y me asustaba yo sola

Y no me podía dormir.

Mis padres estaban fritos.

¡No podían descansar! porque siempre me despertaba una, dos veces o más…

Llorando muy asustada porque había OSCURIDAD.

Me compraron una luz, para encender por la noche.

Para que así OSCURIDAD no me viniera a visitar.

Pero todo seguía igual, pesadillas, despertares y temores sin cesar.

Seguía sin descansar

Pero ocurrió que una noche, hubo apagón general. ¡No había electricidad!
¡No funcionaba la luz!

Y sucedió que esa noche y por azar, descubrí a OSCURIDAD.

OSCURIDAD que es muy lista, me quería conocer y aprovechó la ocasión.

De repente, como por arte de magia, todo desapareció.

De la mano de mi mami me fui a mi habitación.

Y como todas las noches, de mi historia favorita comenzó la narración: magia, hadas y princesas.

Pero en esta ocasión, fue fácil usar la imaginación.

Sin los ojos apretar, gracias a OSCURIDAD, pronto pude imaginar princesas, castillos y hadas.

Esa noche descansé de un tirón hasta las diez.

Ahora OSCURIDAD es mi amiga y me ayuda a descansar llenando mi habitación de PAZ.

De su mano todas las noches me lleva a un lugar maravilloso, a ese país de los SUEÑOS, donde puedo IMAGINAR cosas fantásticas y aventuras que me hacen disfrutar.

Sueño que vuelo, que viajo, que camino del revés, que vivo en un castillo gigante y que de mascota tengo un pez.

Que hablo con las margaritas, que persigo golondrinas y que juego con Lanita.

Todo gracias a mi amiga OSCURIDAD.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin
Autora: Teresa Arrabé Campanario
Cuento infantil sugerido para niños a partir de cinco años

Imprimir Imprimir

Comentarios