Los biberones del sol y de la luna

Los biberones del sol y de la luna. Ana Molano. Escritora colombiana radicada en Italia, cuento infantil. Ilustraciones realizadas también por Angela Molano.

El sol se despierta muy temprano en la mañana, desayuna y sale para alumbrar a todo el mundo.

El día entero brilla y calienta sin parar y al final de la tarde, cuando comienza a sentir mucho sueno sus amigos, los peces del océano del lago y del rio le preparan un biberón grande grande.

El sol está cansado y quiere irse a dormir, pero antes de acostarse saluda a su amiga la luna que está preparándose para salir. Al contrario de su amigo sol, la luna ha  descansado todo el día y está lista para salir a alumbrar en la oscuridad de la noche.

– “¡Hola luna! tu estás lista para salir, yo en cambio me preparo para irme a dormir”- dijo el sol.

– “Mis amigos los peces me están preparando un biberón grande y delicioso.  ¿A ti también te gusta tomarte un biberón antes de irte a dormir?”-  le preguntò el sol.

– “¡Si!, yo adoro tomarme un biberón caliente antes de acostarme, a mi me lo preparan los árboles y las flores” – contestó la luna.

Preparar los biberones del sol y de la luna no es nada fácil. Cuando deben preparar el del sol llaman a las ballenas y a los pulpos que con sus muchos tentáculos son capaces de sostenerlo y no dejarlo caer mientras las ballenas rápidamente lo llenan con tanta leche y galletas.

Para preparar el de la luna llaman a los girasoles y a los tulipanes que se encargan de ayudar a meter adentro las nueces de coco que las palmeras dejan caer al ritmo de la música.

¡Son los biberones más ricos y más grandes que existen!


Fin

Comentarios