Hugo quiere la luna

Hugo quiere la luna. Sagrario Martín Moreno. Escritora. Cuento sobre un niño y la luna.

Desde muy pequeñito, Hugo, miraba todas las noches la luna desde su ventana, le gustaba ver como brillaba y lo bonita que estaba toda plateada, y con voz muy fuerte para que lo escuchara a la luna saludaba.

HOLA LUNA ¿CÓMO ESTAS?

– CONTIGO QUIERO JUGAR

– HOLA LUNA, TE AGARRARÉ

– Y CONTIGO JUGARÉ

– MUCHOS JUEGOS TE ENSEÑARÉ

– LO PASAREMOS MUY BIEN

 

La luna no contestaba, pero él no se desanimaba y cada noche desde su ventana seguía saludándola. Un día Hugo pensó:

-Si me subo en la escalera, a la luna llegaré y con ella jugaré.

 

Hugo la escalera cogió y en ella se subió, pero por más que lo intentó a la luna no llegó, estaba muy alta para poder alcanzarla.

Su mamá cuando vio a Hugo subido en la escalera, se asustó y para que no se cayera, enseguida lo bajó, y sonriendo le explicó.

-Hijito la luna no la puedes agarrar, está ahí arriba para que por la noche podamos ver.

 

Hugo lloraba no entendía porque la luna tenía que estar allí arriba, pero él cada noche desde su ventana y con voz muy fuerte para que lo escuchara seguía saludándola.

HOLA LUNA ¿CÓMO ESTÁS?

– CONTIGO QUIERO JUGAR

– HOLA LUNA, TE AGARRARÈ

– Y CONTIGO JUGARÉ

– MUCHOS JUEGOS TE ENSEÑARÉ

– LO PASAREMOS MUY BIEN

 

Cuando Hugo cumplió 5 años, sus papás pensaron:

Vamos a regalar a Hugo un bonito regalo

 

Pintaron la luna en un papel y una bonita marioneta hicieron para él, la pusieron en su habitación y cuando Hugo entró, a la luna muy brillante fue lo primero que vio, con mucha ilusión a sus papás llamó.

 

Mamá, papá, ¡mirad! , quien ha venido a mi habitación.

Hugo estaba feliz, podría jugar con la luna por fin. Cuando Hugo creció, la marioneta de la luna siempre la conservó, fue su mejor regalo y el que más le gustó, y al mirarla siempre recordaba, cuando desde su ventana a la luna saludaba.

 

HOLA LUNA ¿CÓMO ESTÁS?

– CONTIGO QUIERO JUGAR

– HOLA LUNA, TE AGARRARÉ

– Y CONTIGO JUGARÉ

– MUCHOS JUEGOS TE ENSEÑARÉ

– LO PASAREMOS MUY BIEN.

 

Fin

Con todo mi cariño, este cuento se lo dedico a Hugo.

Comentarios