La gata arisca. Cuentos de gatos

La gata arisca. Cuentos de gatos

La gata arisca. Cuentos de gatos

Cuentos de gatos. Cuentos cortos para la familia.

Les cuento algo o mejor dicho les pregunto algo- ¿conocen a una gata más arisca que la lula?

Para que se den cuenta lo arisca que se, les tengo que decir que ella no, no le gusta que le hagas mimo, no, no le gusta que la acaricies el pelo, no, no le gusta que la upes, mucho menos que la despiertes de sus agotadas siestas matutinas o la siestas y mucho menos por las tarde noche ¡!!

Pero recién me doy cuenta que no les conté como llego Lula a mi casa, fue cuando yo, Matías, mi hermanito y mi papa nos fuimos de vacaciones con mis tíos a Corrientes, ni decirles que bien la pasamos por qué sería otra historia súper, súper larga.

Bueno la cosa que cuando volvimos ahí estaba ella, flacucha como un palo, fea, fea…Mama que no quiere admitir que es de ella realmente Lula, dijo que una amiga se la regalo, la cosa que Lula estaba llena de pulgas, mama la baño con un trapo y le puso talco para las pulgas, por que el veterinario dijo que era muy chiquita para otro tipo de veneno, así llego Lula a casa. Bueno más o menos le relate como conocí a Lula.

La cosa es que ella es así, no es muy cariñosa, pero saben que, cuando yo me voy a dormir ella va a tras mío, se hace la osa y se mete entre la frazadas, cuando estoy enfermo no se mueve de mi lado y cuando llego del colegio está en la ventana maullando, a la mañana al primero que le pide comida es a mi…me parece que ella es así media arisca, pero saben que al mismo tiempo es cariñosa, la Lula.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios