EnCuentos

En busca de un duende. Cuentos de duendes

En busca de un duende. Cuentos de duendes

En busca de un duende. Niñas escritoras de México. Integrante del Taller de Literatura Infantil de México de Rocío Noblecilla. Cuentos sobre niñas y duendes. Cuentos de duendes.

Había una vez una niña llamada Carla que le gustaban mucho los duendes. Cuando iba al bosque, se escondía para verlos. Un día dijo: —Voy a atrapar un duende.  —Ella se imaginaba que cuando lo atrapara él iba a ser su amigo y que harían muchas cosas juntos. Así que pensó de qué manera atraparlo: le puso una moneda de oro dentro de una botella para que el duende se metiera y poder encerrarlo; pero el duende, muy astuto, se escapó y se llevó la monedita de oro. Carla había leído en un libro que a los duendes les gustaban los champiñones, así que se los puso a la media noche, pero ella se quedó dormida y no vio al duende que se llevó todos los champiñones que ella le había dejado de trampa.

Sus intentos habían fallado, pero la niña no se rindió, y pensando que era bueno atrapar uno en el bosque, caminó hacia allá en compañía de su perro Taz. Intentó de todo para atraparlo, hasta se le ocurrió poner una duende muy bonita de juguete, pero nada, los duendes no salían. Y Carla, cansada de esperar, se sentó junto a su perro Taz, empezó a acariciarlo y enseguida se puso a llorar. Los duendes no sabían que era una trampa, entonces a todos les dio mucha tristeza ver cómo lloraba la niña y que se veía muy sola. Entonces, todos se acercaron a ella y empezaron a consolarla. Carla, que había estado fingiendo, al ver que los duendes eran muy buenos con ella, sacó la bolsa de champiñones que aún le quedaba en su mochila y se los dio a los duendes, quienes se pusieron a bailar de felicidad alrededor de ella. Carla decidió mejor tener amigos que atraparlos.

Fin