La princesa fea

La princesa fea. Escritora española de cuentos y poesías infantiles.  Cuentos de princesas y brujas.

Érase que se era una princesa fea.

Érase que se era una malvada bruja.

Érase que se era que, cierto día, la malvada bruja lanzó un hechizo contra la fea princesa y la transformó en la princesa más hermosa del mundo.

Nadie entendía muy bien qué clase de “maldición” podía ser esa que concedía a la princesita la belleza que no tenía, la admiración de la que carecía y que la liberaba de las burlas y el rechazo.

Y ahora es cuando el listillo-a de la clase dice: “Yo lo sé, yo lo sé. Si está claro. La maldición consiste en que la princesa se vuelve engreída, tonta y antipática y pierde el cariño de todos. Y la moraleja es que la belleza no lo es todo en este mundo”.

Pues no, listillos, no se trata de eso.

Vamos, sí que era esa la intención de la malvada bruja pero…

Érase que se era que la ex princesa fea y nueva hermosa princesa era una chica equilibrada y con una cabeza muy bien amueblada. De modo que ni se le subió la belleza a la cabeza, ni dejó a sus amigos de toda la vida, ni se reía de los poco agraciados ni se dejó llevar de los halagos de quienes, ahora, se aproximaban a ella.

Así que lo único que logró la bruja fue que la princesa fuera un poco más feliz y no horriblemente desgraciada.

Y tras semejante fracaso la bruja fue pasto de burlas por parte de sus compañeras y enviada por el Gran Consejo Brujeril a seguir un cursillo de psicología para intentar que no volviera a equivocarse de manera tan estrepitosa.

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios