El collar de perlas

El collar de perlas

El collar de perlas

El collar de perlas. Cuentos infantiles cortos.

Había una vez una niña que vivía en la montaña. Llevó sus cabras al valle, allí dónde comenzaba el bosque, mientras su madre preparaba la torta para su cumpleaños .

Cuando Adelia, que así se llamaba la niña, se encontraba camino hacia el bosque, en un árbol cercano vio brillar unas perlas luminosas. Estaba segura de que era un collar. No se detuvo pero recordó el viejo árbol añoso de ramas retorcidas

Cuando llegó a su casa le comentó lo que había visto a su madre y ella le responde… no sabía que los collares estuvieran colgados de los arboles. Adelia regresó rápido a buscar las cabras pero antes pasó por el viejo árbol.

Quedó desconcertada el collar ya no estaba a la mañana siguiente sin decir nada salió temprano pero ni rastro del collar.

Cuando regresó a su casa le relató lo sucedido a su madre ella entre sonrisas le dice que no eran más que gotas de rocío. Dependía de la hora el collar de perlas de rocío estaría en el árbol y le recomienda no trepar al viejo árbol.

Adelia sin poder creer lo que su madre le decía, regresó al día siguiente y allí estaba el collar.
Trepó hasta lo alto de las ramas y las perlas se desarmaron entre sus manos apenas quiso sujetarlas.
Una de las ramas se rompió. La niña llegó rápido hacia la tierra llorando y con raspones llegó hasta su casa, la madre cura sus heridas no sin antes regañarla por desobedecer y no creer lo que ella le había dicho.

Adelia cumplió nueve años , al día siguiente pero jamás olvidó el collar de perlas de rocío y su desobediencia.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios