Ramona tímida

Ramona tímida

Ramona tímida

Ramona tímida María Alicia Esaín, escritora argentina, ilustración Fernanda Forgia, cuento perteneciente a la Antología de EnCuentos por los Derechos del Niño

“Los niños tienen derecho a la Diversión”

La paloma Ramona no quiere salir. Le da vergüenza.

Ella no es como las cotorras, ésas que son ahora dueñas de la plaza y que cantan:

-Somos las cotorras, las más charlatanas, las más bochincheras de esta población.

Ella se queda arriba, en el campanario… ¡Si alguien la ve con esas plumas grises…!

No es como esas aves tan divertidas. ¡Los zorzales y las calandrias cantan tan bien! ¡Son tan alegres los cabecitas negras!

Su amiga, la Golondrina Adelina, le pide siempre:

-Ramona, demos una vuelta, la plaza está hermosa… Pero la paloma no se anima. Escucha cantar a los pájaros de la mañana:

-¡Ya no dormir, a trabajar todos se tiene que despertar!…

¿Qué puede hacer Ramona más que quedarse allá arriba?

Si ella sólo sabe hacer:

-¡UUUH! UUUH! UUUH!- y anunciar así mucho calor. Tiene miedo de que a la gente eso no le guste. Ella se queda arriba, en el campanario…

¡Si alguien le escucha ese aviso…! No es como esas aves que cantan tan alegremente.

Mira a los demás pájaros por un agujero redondo y le dan muchas ganas de unirse a ellos. Un domingo a la mañana pasa algo en la plaza.

Está llena de chicos. ¡Suenan las campanas! Hay una banda de música y banderas de muchos colores.

-¡Vamos, Ramona, vamos a la fiesta!- le dice la Golondrina Adelina-

Pronto llegará el otoño. Deberé irme y dejarte sola.¡Vamos a buscarte amigos!

La golondrina conoce muchas plazas y muchas fiestas, porque viaja por el mundo…sabe lo que hace.

Entonces Ramona, cuando escucha el ¡Tan! ¡Tan! ¡Tan! de las campanas, sale volando. Se encuentra con otras muchas palomas como ella y con muchos niños que las están esperando en la plaza.

Mientras tanto las cotorras hacen su concierto desafinado y los otros pájaros las desafían con su lindo canto.

Las palomas andan entre los niños, ellos se alegran de que esas aves sean tan mansas y dulces. Las agasajan con migas de pan mientras escuchan las canciones que toca la banda…

¡La fiesta está completa!

Fin

Mail: [email protected]

 

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Ramona tímida. Literatura infantil y juvenil, cuentos que no pasan de moda. Lecturas para niños de primaria. Historias para aprender leyendo.

Imprimir Imprimir

Comentarios