Pelusa, una osa graciosa

Pelusa, una osa graciosa. Escritora de Perú. Cuentos de osos.

Había una vez una osa muy graciosa llamada Pelusa, a quien le encantaba llevar alegría y diversión a todas partes. Los animales del bosque la querían mucho y siempre le decían:

– Pelusa, con tu alegría contagiante has cambiado mi vida.
– Pelusita, que feliz me haces cuando te ríes así.

Pasaban los años y pelusa se quedaba igualita, no envejecía ni aparecían en su rostro arrugas, tampoco se enfermaba, al contrario, era muy sana y tenía mucha energía.

Todos estaban extrañados con Pelusa y no se explicaban cual era el secreto para la juventud eterna.

Un día pelusa haciendo sus muecas y bromeando como siempre les comentó entre risas y carcajadas.

– Saben por qué yo siempre sigo igual y no envejezco.
– No sabemos, dijeron todos en coro.
– Lo que pasa es que yo siempre estoy alegre y la alegría es el alimento para el alma que se refleja en mi juventud, así mismo, es la mejor medicina para mi cuerpo por lo que ando bien de salud.

Desde aquel día todos los animales empezaron a imitar a Pelusa y en el bello bosque todos vivieron jóvenes y sanos con desbordante alegría en sus corazones.

Fin

Obra protegida por el Decreto Ley Nro. 822 sobre el derecho de autor del Perú.


Pelusa, una osa graciosa

EnCuentos está constituido por un grupo de profesionales y autores independientes que mediante su valioso aporte ayudan a recopilar, en un sólo lugar, literatura y material de todas las épocas, para padres -que en algún momento fueron niños- e hijos que, mediante la lectura, se convertirán en algún momento en mejores padres.

Comentarios

comentarios