Nuestra querida Gari

Nuestra querida Gari. Marco Isaac luna, escritor. Historia de una mascota.

Mi mascota, o mejor dicho un miembro más de la familia, es una divertida y loquita lorita llamada Gari. Al principio mi familia y yo pensábamos que era lorito, pero luego resultó siendo una lorita.

Gari es un poco caprichosa, le encanta tomarse su tiempo. Por las mañanas la que se encarga de darle de comer es mi mamá, por el hecho de levantarse primero. Y finalmente por las tardes la tarea de alimentarla recae en mí. Durante el día, todos la consentimos, si no soy yo, es mi mamá y sino papá.

Los únicos que podemos jugar con Gari, y tocarla, somos mamá y yo, por el contrario mi papá la mezquina un montón, pero ella jamás se deja tocar por él, inmediatamente lo picotea, en ocasiones llega hasta cortarlo. Pero aun así mi papá la sigue queriendo.

Tengo un pensamiento acerca de que los animales pueden reaccionar y accionar contra nosotros, en algunos casos causándonos algún daño, en su mayoría físicos, pero hay que tener en cuenta que la culpa no es del animal, sino nuestra, ya que sin querer podemos hacer algo que los molesta.

Gari es de esos animales que tienen un carácter especial, ya que de pronto podemos jugar con ella y divertirnos con sus monadas, pero también hay momentos en los cuales no. Al igual que yo, un día me puedo levantar de buen humor y al siguiente no. Gari también es así y no por eso nos enojamos, sin dudas Gari es tan parecida a nosotros, como nosotros a ella.

Gari forma parte de nuestras vidas y personalmente digo que es una bendición. ¡Te queremos Gari!

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios