La pócima de la ratona

cuento de ratones para niños lectores

La pócima de la ratona es un bello cuento de ratones para niños lectores escrito por Gisela de la Torre,  un cuento sugerido para niños a partir de cuatro años.

Una cucaracha y un ratón corrieron a esconderse cuando oyeron un ruido. Luego sintieron los pasos de alguien que se alejaba y volvieron a encontrarse.

— ¿No sientes, amigo, un olor fuerte?

—No—dijo el ratón, y siguieron su plática.

Pues como te iba contando; aquella vez libré por casualidad, gracias a la pócima que me dio a beber mi amiga ratona, si no estaría muerto. Estos humanos hablan barbaridades de nosotros, pero digo que ellos son unos asesi… Algo parecido escuché llamarlos…

—Asesinos —. Completó la cucaracha y olfateó más profundamente—. Para mí que han regado insecticidas…

— ¿Qué es eso?, tú, que todo lo sabes.

—No todo, no todo… —y sonrió dándose importancia—. Insecticida es un producto que sirve para matar insectos como yo. Hay que tener cuidado porque una imprudencia me puede costar la vida. Mejor me voy de aquí. Y tú, amigo ratón, cuídate de no andar comiendo cualquier cosa que veas, aunque parezca deliciosa. Son muy mañosos y ya tienes experiencia.

Alzó el vuelo y dejó pensativo al ratón, que luego de bostezar, salió en busca de alimentos. No halló nada. Se recostó a pensar dónde ir y al rato siguió buscando. Al fin encontró unos trocitos colorados en un rincón de una cocina; los olió y los encontró agradables. Como tenía buen diente, se hartó de ellos. Satisfecho su apetito, se fue a dormir la siesta. Cuando despertó, se encontró nuevamente con la cucaracha y le contó.

— ¿Estás loco? ¿Por qué lo hiciste? Ya te dije cómo eran los humanos: habilidosos. Lo que comiste, según la descripción que me acabas de hacer, es raticida.

— ¿Qué es raticida?

—Es algo que sirve para exterminar a los de tu especie, tonto ratón, y si dices que comiste bastante, en unos días estarás acabado.

—Ay, santa ratona de los ratones, ayúdame en estos momentos que tanto lo necesito, dame una luz. Ya sé, Iré ahora mismo a ver a mi amiga ratona para que me dé otro de sus brebajes —. Y salió corriendo.

—Dudo que se salve por mucha pócima que beba —dijo con tristeza la cucaracha al suponer el fin de su amigo—. Al menos me queda el consuelo de que antes, lo alerté. A mí sí que los humanos no me engañan tan fácilmente.

Al cabo de unos días la cucaracha encontró al ratón que se había salvado gracias a la eficacia de la pócima de su amiga la ratona. A partir de entonces el roedor, tuvo precaución con lo que comía.

Fin

Cuento sugerido para niños a partir de cuatro años

ILUSTRACION PINTEREST

Gisela de la Torre
Stgo de Cuba. Cuba
Correo electrónico [email protected]

La pócima de la ratona es un bello cuento de ratones para niños lectores escrito por Gisela de la Torre,  un cuento sugerido para niños a partir de cuatro años.

Imprimir Imprimir

Comentarios