El gran caracol

caracol animado

El gran caracol es uno de los cuentos de caracoles de la colección cuentos de animales de la escritora Viviana Velez sugerido para niños a partir de seis años.

En un jardín lleno de flores caminaba lentamente un Gran caracol orgulloso de su tamaño y experiencia en huir rápidamente de problemas. Los insectos del lugar lo saludaban con mucho respeto, reconocían su larga trayectoria en huidas y salvatajes de compañeros de aventuras.

Al saludarlo, siempre acompañaban con un gesto con la mano y el dedo pulgar hacia arriba, a él le gustaba mucho esa forma de saludar; asintiendo con sus antenas y una gran sonrisa respondía.

Se deslizaba por todo tipo de pasto, planta, piedritas o elementos que se le presentara en su camino. No existía nada camino que para él resultase difícil, le agradaban los desafíos.

Una tarde de esas en que el sol pincela el cielo con sus matices anaranjados y las nubes toman color rojizo, el gran caracol subía hacia la copa de un árbol entusiasmado por llegar a una cereza deliciosa que durante una semana avistó saboreándose y soñando con el momento de disfrutar de su exquisitez.

Cuando le faltaba poco para llegar, llegó un pájaro carpintero. Con su pico filoso comenzó a golpetear el tronco del árbol y a moverlo muy fuerte; el Gran caracol de a momentos perdía el equilibrio, no lo tenía en sus planes. En un momento tan fuerte eran los golpecitos y continuos, que finalmente provocaron su caída. Crash!…pum pum pam!…ay! zas! Al suelo y dentro de su caparazón se resguardó, rápidamente se acercaron hormigas que desfilaban por allí, y una de ellas le preguntó.- ¡hola! ¿Te encuentras bien? ¿Necesitas ayuda? El Gran caracol despacio y dolorido se hamacó, logró darse vuelta, salir de su casita y responder:-¡hola! Si, algo de dolor, pero ¡bien! ¡Jajajajaja! ¡Qué magnifica caída! ¡Jajajajajaja! Y las hormigas que allí estaban contagiadas acompañaron su risa de tal forma que todos reían a carcajadas.

Las hormigas felices de conocer un nuevo y tan simpático amigo lo invitaron a comer la especialidad que la hormiga reina había preparado.

Una de ellas le dijo al gran caracol:-Ahora eres nuestro amigo e invitado.

Gran caracol respondió:-¡qué feliz que estoy! ¡Muchas gracias! Invitado ¿adónde?

Y todas las hormigas al unísono respondieron:- a saborear ¡la gran torta de cerezas deliciosa!

La cara de Gran caracol se transformó: sus antenas con ojitos felices brillaban, y su boca con sonrisa inmensa, dijo:-¡Cerezas! Mmmm….si! allá ¡vamos!

Y así todos juntos cantando una canción fueron al hormiguero con el tesoro dulce preferido de Gran Caracol.

Fin

Viviana Cristina Vèlez © todos los derechos reservados

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

El gran caracol es uno de los cuentos de caracoles de la colección cuentos de animales de la escritora Viviana Velez sugerido para niños a partir de seis años.

Imprimir Imprimir

Comentarios