Hadas Gemelas – Capítulo VII

Cuentos de duendes y hadas para niños

Hadas Gemelas – Capítulo VII es uno de los cuentos de duendes y hadas para niños de la escritora Liana Castello. Cuento infantil sobre hadas, duendes y brujas sugerido para niños a partir de 9 años.

Fue al pueblo y se presentó ante el desesperado duende y la bella hada, que no paraba de llorar.

-Sé dónde está Clarita les dijo, apenas lo dejaron pasar.

-¿Dónde está? ¿Cómo fue? ¿Quién se la llevó? ¿Está bien? un sinfín de preguntas cayeron sobre el elfo, que pidió un vaso de agua para relatar lo sucedido.

Julius les explicó todo, dónde estaba la pequeña, que estaba bien, aunque asustada y que había sido Amanda quien la había capturado.

-¡Tenía que ser ella! dijo enojado el duende. ¡Pagará por lo que hizo!

Julius sabía que una mala acción merece un castigo, pero pensó que tal vez sería mejor darle a esa malvada bruja una sabia enseñanza que hiciera cambiar su corazón.

El duende tenía sus dudas, el hada también, pero como sus corazones eran tan nobles, decidieron aceptar la idea de Julius. No solo eso, al duende se le ocurrió un muy buen plan.

-Quizás tengas razón, Julius dijo el duende. Le daremos una lección a Amanda y para ello te necesitamos a ti, le daremos a beber de su propia medicina.

-Amanda no toma medicamentos, yuyos sí, todos los que se les ocurra, pero remedios no.

-No, Julius, quiero decir otra cosa. Se me ocurre lo siguiente: tú vuelve a casa con Amanda, en algún momento ella tendrá que volver a la tienda a darle de comer a Clarita.

-Bueno, no sé, yo no estaría tan seguro, pero pensemos que sí.

-No puede dejar de la niña pase hambre, no le conviene. Por algo la quiere para ella, no dejará que se debilite. Te decía, tú la seguirás, y a su vez, yo te seguiré a ti. Una vez que Amanda entre a la tienda, entrarás tú y acto seguido, entraré yo.

El elfo ya se estaba perdiendo con tanta explicación, comenzó a confundirse un poco.

-¿Iremos a comer con Clarita y Amanda? preguntó.

-Nada de eso contestó el duende. Yo entraré y haré un gran escándalo, gritaré, amenazaré y por sobre todo, preguntaré cuál de ustedes dos es el culpable.

-Pero si ya sabes que es ella ¿para qué preguntas?

-Porque allí tú dirás que ha sido tu culpa, que tú te llevaste a la niña y yo te llevaré preso.

-No es muy tentadora la propuesta -contestó más confundido Julius.

-Te explico cuál es mi plan: tú te culpas del hecho. Conociendo a Amanda, no te desmentirá. Le haremos creer que te llevaremos al peor de los calabozos posibles. Ella al principio se sentirá aliviada, pero luego te extrañará y comenzará a darse cuenta de su error.

-No lo creo. No me extrañará, no la conoces bien, ella no es así. Quizás hasta se alegre de no verme más.

El duende y la bella hada se conmovieron con las palabras de Julius, hablaba desde el corazón y desde un corazón lastimado.

-La amas ¿verdad? preguntó el hada.

-Mucho, muchísimo pero no soy correspondido -contestó el elfo.

-Tal vez sea solo cuestión de tiempo-lo consoló el hada.

-Tal vez sea solo cuestión de cambiar su corazón afirmó el duende.

Pusieron en marcha su plan. Lo primero que hizo Julius fue ir rápidamente a la tienda a tranquilizar a la niña, decirle lo que ocurriría luego y limpiar los restos de galletas para que Amanda no descubriera que él había estado allí. Compró en el camino algunas frutas y verduras y volvió a la casa.

-¡Cómo has tardado! ¿Se puede saber qué paso?- preguntó Amanda a modo de recibimiento.

-No sabes lo que era la feria, mi reina, todo el mundo comprando, pero bueno ya estoy aquí.

-No tardes en hacer la comida, debo salir luego.

-¿Puedo saber a dónde, mi reina?-preguntó Julius.

-¡No, no puedes!-respondió Amanda.

Continuará…

Capítulo anterior Vi

Todos los derechos reservados por Liana Castello
Ilustración de Florencia Bacchini
https://www.facebook.com/ranitadibujante
[email protected]

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Hadas Gemelas – Capítulo VII es uno de los cuentos de duendes y hadas para niños de la escritora Liana Castello. Cuento infantil sobre hadas, duendes y brujas sugerido para niños a partir de 9 años.

Imprimir Imprimir

Comentarios