Nuestros viajes en vacaciones. Cuento de amigos

Nuestros viajes en vacaciones. Cuento de amigos

Nuestros viajes en vacaciones. Cuento de amigos

Nuestros viajes en vacaciones. Ana Milagros Zuta Chávez Licenciada en educación y escritora peruana.Cuento de amigos.

“Llegó el primer día de clases. Con mis amigos estamos muy emocionados de cursar ya el 6to grado de primaria, prontito, prontito; entraremos a la secundaria. Ya he visto a Miguel, Mateo y Luis en la formación. Estoy esperando al recreo para hablar sobre lo que hicimos en las vacaciones.

A pesar de que estuvimos en contacto por Internet, nada es mejor que estar frente a frente con mis amigos. Estoy contento, seguimos con la maestra Lupita, ella es nuestra tutora desde el año pasado, es muy buena, nos comprende en todo, pero también se pone muy seria cuando alguno de nosotros falta a las normas de convivencia.

Por fin el timbre del recreo.

– Y ¿Cómo estuvieron sus vacaciones, muchachos? Supe que viajaron.

– En mis vacaciones la pasé fenomenal, Gonzalo. Con mi familia viajamos en febrero a Amazonas, en el recorrido, observé: montañas altísimas, ríos, quebradas, lugares maravillosos. Estuvimos todo el mes conociendo lo hermoso que es la Ceja de Selva de nuestro querido Perú. Aunque me pasó algo muy curioso y vergonzoso también.

– ¡Así! ¿Qué fue, Miguel? Cuenta, cuenta, todo y exagera. ¡Ja, ja, ja!

– Tranquilo Mateo, que ahí va… Ya mis primos me habían dicho que la lluvia en Chachapoyas era intensa, pero jamás pensé que fuera de esa manera. Es más me burlé de ellos cuando me decían “que me apurase a entrar a la casa porque la lluvia ya estaba llegando hacia nosotros”. No les hice caso, caminaba lentamente, cantando y riendo: “que llueva, que llueva; la bruja de la cueva”. Grande fue mi sorpresa cuando escuché un trueno y vi relámpagos en el cielo en menos de cinco minutos de estar ahí, y sobre todo, al sentir como el agua me empapaba. Corrí aterrorizado hacia la casa y esta vez eran mis primos los que se estaban burlando de mí.

– ¡Ja, ja, ja! Eso te pasa por no hacer caso.

– Sí, de hecho Luis, pero la próxima vez viajaré en vacaciones de medio año porque dicen que es la mejor temporada.

– Y tú, Mateo, ¿A dónde fuiste?

– Yo viaje al Cuzco, Zalo. Mis padres son de allá y me han llevado por primera vez a conocer esta mágica ciudad, por algo se la señala como “El ombligo del mundo”. Cuando tú pisas la ciudad de Cuzco te sientes un inca, aunque algo mojado, porque al igual que en Chachapoyas, llueve mucho en esa parte del Perú por estos meses. Pero, aún así, la lluvia no impide que su gente celebre los carnavales como debe ser. Es divertidísimo, la gente hace cortamontes, juegan con agua, talco y mixturas. Nunca he salido tan disfrazado en un carnaval. Además que hay desfiles con danzas típicas. Yo estuve en Urubamba, pero sé que también festejan en Pisac, Qoya, Lamay; en todo el Valle Sagrado de los Incas. También he visto a extranjeros bailando las danzas. No saben, muchachos; me sentí muy orgulloso de la cultura Inca, estando allá.

– Sí, eso se nota por la forma como te expresas, Mateo. Tú, Luis. ¿Qué hiciste en tus vacaciones?

– Yo estuve en la costa, ¡je, je! He gozado del sol y del mar. Estuve una semana en Máncora. Mi papá había ahorrado dinero, pidió vacaciones adelantadas y un día nos dijo: ¡Preparen sus maletas, nos vamos a Piura! No hay nada mejor que un viaje familiar. Lo hemos pasado de maravilla. ¿Han comido alguna vez ceviche de pez espada? El sabor es incomparable. Me he quedado fascinado por la comida norteña.

– ¡Ja, ja, ja! Parece que tu estómago, la pasó muy bien (risas de todos).

– Así es, Gonzalo. Y tú Zalo, ¿Qué hiciste estos meses?

– Yo me quedé en Lima. Mi mami me dijo que por esta vez, iríamos de viaje a mitad del año. Pero, he hecho muchas cosas, estuve en clases de natación, he salido al cine con mis amigos del barrio, fui a vacaciones útiles, fui a visitar a mi familia y los domingos íbamos con mamá a visitar los lugares turísticos de Lima o sino a la playa. La he pasado muy bien y sobre todo he tenido más tiempo para compartirlo con ella.

– En realidad todos la hemos pasado súper divertidos y en familia.

– Así es, Mateo. (Suena el timbre de ingreso a los salones)

– Bueno chicos, es hora de volver a clases. ¿Qué cosas novedosas aprenderemos este año?

– Mi papá me han dicho que es un repaso de toda la primaria, Zalo. Entonces será fácil. – Claro que será fácil, Miguel; mientras no nos descuidemos en hacer nuestras tareas… ¡jajaja!

Ya volvimos al aula. Tenemos muchas expectativas, ¿Tendrá razón el papá de Miguel? ¿Sexto grado, será un repaso de toda la primaria? No lo sabemos, pronto lo descubriremos.

Por otro lado, estoy feliz de reencontrarme con mis amigos, todos hemos sido felices en vacaciones, ya sea viajando o quedándonos en Lima, lo importante es que estuvimos con las personas que amamos”.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios