Mi vecino Mack Pato

Relatos espirituales para niños

Mi vecino Mack Pato. Relatos espirituales para niños.

Mi vecino Mack Pato es uno de los relatos espirituales para niños del escritor Angel Javier Castro Sánchez. Parábolas para adolescentes, jóvenes y adultos. 

Era de rostro cobrizo y manos pequeñas, con uñas ovaladas. Desde niño su único afán era jugar y pensar en comprar y vender. Cuando conoció el dinero ¡como ardía la palma en sus manos, negándose deshacerse de el!.. La única habilidad que mostró siempre fue convencer a como de lugar, a fin que compraran cualquier baratija; guardando celosamente sus ahorros en su alcancía “chanchito”.

Un día, apareció con un centenar de cajas “atún compás”, diciendo a sus padres: Esto es el fruto de mis ahorros. A partir de aquel instante se convirtió en distribuidor de productos de pan llevar. Actividad que dedicaba todo el tiempo, olvidándose de comer sus alimentos y aun dormir a sus horas ¡Que le importaba! Una sed abrasadora en poseer más y más dinero, devoraba su alma. Convirtiéndose en un avaro; y como desconfiaba de todo el mundo, su gran tesoro guardaba bajo cuatro llaves.

Pronto le calificaron: ladrón por utilizar balanza adulterada; mentiroso por falsear precios según su conveniencia y usurero inconsciente, por cobrar altos intereses. De esta manera atesoró tanto dinero. Amplió sus negocios, surgiendo cadenas de tiendas en diversas ciudades. Pero también se dio cuenta que su vida corría peligro, y aunque dolía en su alma, tuvo que pagar por su personal de seguridad.

Una mañana de invierno, estando en sus quehaceres. Ingresó al super market un hombre de aspecto sencillo, y con voz contundente le dijo: ¡Señor! La vida nadie la tiene comprada y es triste morirse, sin arrepentirse de sus pecados ante Cristo Jesús. Él perdonará sus maldades, porque murió por Ud en la cruz. Para librarlo de la esclavitud de amar al dinero, y hallar la paz en él…

“Mack Pato” como era conocido por todos- fuera de si- contestó:

-¡Fuera M…yo no necesito de nadie. Con mi dinero hago lo que quiero!

Pasado cierto tiempo. Una noche, mientras recontaba los billetes ganados una y otra vez, escuchó una voz audible en su oído: “¡Necio. Esta noche vas a morir!”

Pensó tratarse de una ilusión falsa. A media noche, sintió calentar su sangre por todo su cuerpo. Horror y desesperación se apoderó de su ser. ¿Qué hacer? Apenas llamó por el celular a su médico. Cuando otra vez la voz sentenció: “¿Ahora de quién serán tus riquezas? Y por cuanto eres incrédulo. Tu destino te espera”.

-¿Qué destino? Atinó a preguntar el moribundo avaro.

-El infierno, reservado para los irreverentes y rebeldes como tú que se niegan a humillarse ante el omnipotente, creador de todas las cosas.

Fin

Mi vecino Mack Pato es uno de los relatos espirituales para niños del escritor Angel Javier Castro Sánchez. Parábolas para adolescentes, jóvenes y adultos. 

Imprimir Imprimir

Comentarios