La leyenda del Biguidi o murciélago

muercielago animado

La leyenda del Biguidi o murciélago es unas de las leyendas de murciélagos de la colección leyendas infantiles para niños del escritor Andres Alfredo López Cesar.

Abuela descansaba en su hamaca de rustica madera a la sombra de los sauces llorones , aquella tórrida tarde de Enero , en su vieja ciudad de Mercedes , a orillas del majestuoso Río Negro.

Estaba , muchas veces , como ausente , pero ella decía que eran los viajes a su interior , donde ella se encontraba con aquellos que ya haban emprendido su viaje , antes que ella.

Entonces yo , como ella me había pedido , esperaba cerca hasta que ella me llamaba.
Yo la observaba , su larga cabellera hecha una trenza de blanca nieve , le llegaba a su cansada cintura.

Sus manos arrugaditas, la piel curtida de su cara , también arrugadita , pero sus ojos negros como carbones hablaban de una personalidad fuerte y valiente , como los Charrúas.

Su figura cansada , en su cuerpo pequeño , hablaba de muchas penas guardadas.
Sin abrir los ojos, sabiendo que estaba allí, me llamaba.

Me llamaba por mi nombre secreto , que algún día os contaré el porque, no esta vez.

Sus palabras siempre eran cansadas , viejitas como ella , pero como atesoraba sus cuentos y enseñanzas , cuanta falta me haces hoy.

Abuela me había enseñado como armonizar con plantas y animales , con las piedras y los árboles , aún con las ariscas aves del monte , con todo mi entorno.

Me enseño las señales del campo através del comportamiento de los animales.

Pero esa vez me llamo para contarme el cuento del bigudí o murciélago , para que nunca me pasara como a él le pasó.

Abuela me decía que biguidí quería decir mariposa desnuda.

Decía que se lo había contado un indio del norte , tan al norte que era el ultimo pueblo donde se hablaba el idioma de los invasores españoles , después se hablaba otra lengua.

Supuse que seria México.

Contaba abuela que el Creador de todas las cosas , ya había dado forma y color a toda forma de vida , plumas , púas , escamas , pelo , piel , hojas

Todos los animales estaban conformes con su forma y color.
Salvo uno.

El biguidí o murciélago.

El pobre no había salido favorecido , era realmente feo , muy feo.

Entonces decidió hacer algo al respecto.

Solicitó una reunión urgente con el Creador de todas las cosas.

Grande fue su sorpresa cuando un enviado del Creador dijo que lo recibiría.
Postrado , llorando compungido delante del Creador por ser tan feo y grotesco , con el cuero liso y obscuro.

El Creador se emociono y se dijo :” realmente he creado un bicho muy feo “

Le dijo : “ vete al monte , toma una pluma de cada ave y esta pasará a ser parte de tu nueva apariencia y tómalo como una disculpa de mi parte.

Así lo hizo y recolectó las plumas mas hermosas de cada ave y se las puso.

Como le dijo el Creador , pasaron a ser parte del biguidí.

Quedó deslumbrado , extasiado , embelezado , orgulloso de tanta belleza , no lo podía creer.

Entonces del feo animal no quedo nada , pero para su mal comenzó a pavonearse descaradamente delante de los demás , queriendo provocar la envidia entre los animales que palidecían ante tanta belleza.

Hasta el naunumbí , o colibrí multicolor palidecía ante tanto fulgurante colorido , pobre recolector de almas .

El colmo fue un día que llovió y el biguidí se mojó y con el color de sus plumas el Creador creó el arco iris.

Su vanidad y egolatría alcanzaron sus niveles mas altos , para tristeza de sus pares.

Ningún ave lo soportaba, era imposible.

Entonces un día el Creador lo mandó llamar:

“Seguramente el Creador desea me siente a su vera , para embellecer el lugar , “ pensó.
Fue volando hacia el cielo donde moraba el Creador y para su sorpresa a medida que subía se le caían las plumas , una a una.

Se vio de nuevo feo , grotesco , ridículo con su cuero liso y obscuro.

”Debe ser un error “pensó.

Llegó a las puertas del cielo , pero no entró , no fue recibido .

El Creador le gritó desde dentro , con voz de trueno “ Cuando eras feo nadie se burlo de ti , tu te compadeciste de ti por envidia a los demás, cuando me compadecí de ti y te hice hermoso , te burlaste de todos y de mi”

“Tu castigo será seguir tan feo como antes , pero ahora sentirás mas vergüenza y para que no se burlen de ti , vivirás escondido en las cuevas frías y húmedas , saldrás solo de noche , dormirás colgado mirando hacia abajo para nunca mas ver a el Creador , y así solo y avergonzado y victima de tu vanidad , por toda la eternidad”

A veces los hombres por diferentes vanidades , hacemos como el biguidí , nos vanagloriamos por causas muy frágiles , pero el Creador de todas las cosas , nos alcanza y nos castiga…………..siempre¡¡¡¡

Fin

La leyenda del Biguidi o murciélago es unas de las leyendas de murciélagos de la colección leyendas infantiles para niños del escritor Andres Alfredo López Cesar.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Leyenda infantil sugerida para niños a partir de ocho años.

Imprimir Imprimir

Comentarios